La causalidad del sexo

En algún momento, me permito asumir, todos quisimos tener una relación estrictamente sexual, sin vueltas, sin complicaciones, que sostenga la maravillosa adrenalina del sexo casual, que permita persistir en la extrañeza, en la exploración física. En esencia, una relación porno, que vaya al grano, que sea puro deseo, sin ansiedad, sin teléfonos ni mensajes subliminales; carnal pero sincera.  En esta obra, ella está determinada a cumplir una fantasía sexual y, con ese fin, pone un aviso en una revista. Para su sorpresa, él contesta a este aviso. Se juntan una vez por semana en un hotel, no hacen preguntas biográficas y cumplen sus fantasías sexuales. Listo. El sueño del pibe y la piba. Pero él … [Read more...]