El barro se subleva: un sacudón de sentido

Y el primer comentario que escuché después de que se encendieran las luces, aún un poco confundida por lo que acababa de presenciar, fue “es algo entre onírico y lisérgico, ¿no?”. Entonces ahí mismo entendí por qué no había entendido nada en esa hora y media que dura de El barro se subleva. Muy posiblemente se deba a una incapacidad mía, pero la verdad es que no le encontré sentido, aunque siempre me dio la sensación de que alguno había. Incluso tuve alguna que otra epifanía que no duró más que breves instantes para desvanecerse, luego, en ese cúmulo de palabras en apariencia inconexas que el único actor pronunciaba rítmicamente. Con todo, creo que esa fue parte de la intención de Norman … [Read more...]