Pharmakon y la descomposición permanente [review]

Son gritos. Muchos gritos. Diversos gritos. Es la reina del grito y del ruido. Y también del industrial. Los decibeles de su proyecto musical superan los de tres o cuatro fábricas con todas sus maquinarias a full. Es estridencia, sí. Es una estridencia que sugiere la molienda o pulverización de todo lo que sea susceptible de ser molido o pulverizado. Es Margareth Chardiet. Es Pharmakon. Ahí, a medio metro sobre una tarimita deleznable uno puede comprobar que ella es de carne y hueso, que sonríe, que no es un robot ni un holograma y que no viene del futuro. Margareth cuadra sus implementos de trabajo: consolas, mezcladores, computadoras, amplificadores, sintetizadores, samplers, micrófonos, … [Read more...]