La Polla Records y la ciencia del punk

Un día quise ser punk. Me gustaba ver esa gente con los pelos coloreados y de punta, con sus botas roídas y pantalones arremangados, sus caminados torcidos y chaquetas con taches. Todos tan libres. Y tan malos. Un día quise ser punk pero al siguiente me dio miedo. Entonces fui discreto, que es la actitud menos punk que hay. Así, decidí averiguar cosas punk en un mundo donde el internet era un paradigma futurista. Y choqué. Choqué contra todo. Incluido yo mismo. Ahí estaba la primera enseñanza punk: chocar. Chocar contra todo y si no había nada inventarse algo. Primero lo primero: la música. Lo más difícil. Nadie compartía nada a menos que uno tuviera algo mejor. Yo solo tenía las ganas de … [Read more...]

Evaristo, el puto amo, se dio otra vuelta con Gatillazo [review]

Este es el cuadro: una batería de celular sin celular, anteojos con los vidrios rotos, el piso lleno de líquido viscoso (mezcla de cerveza, Fernet y vaya uno a saber qué más...), una baranda de seguridad destrozada y algunos punkys sacándose fotos en un recinto que daba buena cuenta, por sí solo, de que ahí había terminado una fiesta radikal. Pero, esperen. Mejor empecemos desde el principio. Este último sábado, el barrio de Pompeya se vistió de punk desde temprano. En los cafetines y bodegones que todavía (por suerte) quedan en la zona, se veían crestas, tachas y parches tomándose una cerveza. En las calles, el menú preponderante era el tetra. La meca de esa noche quedaba a pocas … [Read more...]