Agnostic Front: el ojo del huracán dispuesto para el recreo de todas las adrenalinas [review]

En Uniclub la discreción es regla. La persona que pase por el local mientras se hace un recital a duras penas escuchará un pequeño y aislado bullicio. Un quilombito minúsculo. Miserable. Sobre Guardia Vieja quizá los rastros de botellas, latas y tetra pack insinúen algún tipo de caos, o uno que otro borracho -tatuado hasta los tuétanos- logre sugerir el devenir del adentro mientras luxa su cabeza con el talante del ruido. De cualquier manera, el lugar podría estar cayéndose a pedazos o incluso estar siendo sometido a una detonación y aún así nadie afuera se daría cuenta. El local tiene una acústica excepcional y lo ensordecedor de sus entrañas es apenas zumbido en el exterior. Es un bunker. … [Read more...]