¡Pendejo!: vivir Latinoamérica y no vivir de ella [review]

“Yo era asesor organizacional, con corbata y todo, y pues seguía haciendo música. Yo cada viernes llegaba a mi casa, agarraba la música, me ponía los piercings y los jeans y era como que la vida recomenzaba. No estaba muy feliz con eso. He trabajado en la Universidad como antropólogo, pero en 2007 tuve un periodo con problemas de salud y eso me hizo preguntarme qué estaba haciendo con mi vida y ahí decidí dedicarme totalmente a la música”, contó el Pastuso en una entrevista de hace un par de años en Brandy con Caramelos y en esta noche calurosa que inaugura febrero la recuerda.

Menos mal por él y menos mal por todos los que se agrupan hoy en The Roxy para ver una nueva presentación de ¡Pendejo! en el país, la banda que ha decidido ponerle letras en español a su stoner rock holandés. Quien no haya seguido de cerca el curso de la banda podría pensar que la decisión fue oportunista o marketinera, pero nada de eso. El Pastuso nació en Colombia, pero además gusta demasiado de este idioma. “(El castellano) Es más original. Yo les digo a las nuevas bandas que no canten en inglés, mejor que canten en chino o en francés, ya que en inglés hay demasiado. Si estamos perdiendo algunas oportunidades comerciales que se vayan a la mierda. Yo puedo mirarme al espejo y decirme que lo que estamos haciendo es honesto”, agregaba el cantante.

¡Pendejo! es el derivado de las vocaciones antropológica y musical del Pastuso. Y están empecinados en recorrer Latinoamérica no sólo para maravillarse con su cultura, sus colores y sus aromas como lo haría un turista. También,  con su música en castellano, le están-humildemente- mostrando Latinoamérica a unos cuantos que tal vez se la pasan mirando a Europa. Sin intenciones de comparar, ¡Pendejo!, con su castellano, sus distorsiones, sus vientos y su actitud, es una especie de Mano Negra del stoner que arrasa el escenario y deja con ganas de mucho más, no en términos de calidad sino de tiempo. Y así, el intenso show en el que presentan temas de Sin vergüenza, su último disco, se evapora por cuestiones de horario. Hay que entregar 23.10 el escenario y así lo hacen, no sin antes agitar a la audiencia con, entre otros, El Timón Holandés, Flotadores, Facista, La Vagancia, El verano del 96 y Arrecho vengo.

Don Germán es el fin de la lista pero no de la actividad de la banda en la noche que fue abierta por Gripe y Banda de la Muerte, ya que el Pastuso y compañía se van hasta la barra del Roxy a saludar, sacarse fotos y firmar vinilos con seguidores que hasta se vinieron de Chile a verlos. Pruebas sobradas, por si hicieran falta, de que el castellano es el idioma natural para esta banda y no una cuestión marketinera. Porque para ¡Pendejo! lo importante es vivir Latinoamérica, no vivir de ella.

Alejandro Panfil

Fotos: PH Sombra

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: