Carajo: “Los excesos y la frivolidad hoy están en otros estilos musicales” (Entrevista)

Carajo no se intimidó en 2001 cuando el país se estaba cayendo a pedazos. Tampoco lo va a hacer ahora que el contexto es similar, porque han superado varias tormentas y han salido fortalecidos. No sólo eso. Se han convertido en una de las bandas más grandes del país. Y este aspecto no tiene que ver con cuántos tickets cortan. Tiene que ver con todo, con su calidad, su actitud, su mensaje y su gran capacidad de trabajo y superación.

En este contexto actual, que se parece tanto al de los comienzos, la banda se prepara para tocar en el Luna Park y presentar algunos temas nuevos del disco que saldrá en el primer trimestre de 2019. Basado en hechos reales será el nombre del disco, porque no puede ser de otra forma y porque Carajo es una banda grande, pero con los pies sobre la tierra. De todo eso y mucho más habló Marcelo Corvalán con Brandy con Caramelos. Y dejó estas ideas.

-¿Cómo están viviendo esta previa de un nuevo Luna Park?

-Sí, este es ya nuestro cuarto Luna Park y lógicamente lo estamos viviendo con los nervios normales de siempre, con ansiedad y las mejores expectativas. Esperamos que salga todo bien. Esta vez se da en un cierre de año para nosotros y es un poco distinto porque en el primero festejamos los diez años de la banda, en el segundo presentamos Frente a Frente y en el tercero festejamos los quince años. Esta vez es un cierre de año y la previa de lo que va a ser nuestro nuevo disco y por eso vamos a estar estrenando algunas de las nuevas canciones. Pero lo más importante es pisar firme en este lugar tan importante como el Luna Park. Sabemos también que al Luna hay mucha gente que nos viene a ver por primera vez ya que el público del Luna generalmente es un público que va a ver diferentes bandas de distintos estilos.

-¿Es como que se invirtió el calendario habitual de la banda tocando en el Luna en diciembre?

-Sí, es como que nos vamos adaptando a las diferentes situaciones que vamos atravesando y después de haber festejado fechas importantes ahí hoy nos toca pisar el escenario y hacer lo nuestro con un show más íntimo y pensando en toda la carrera de la banda. Resumir todo eso en el escenario y hacer un cierre de año. La verdad que fue un año muy raro para este país, un año difícil y lo sabemos, entonces tal vez también tiene un valor extra el hecho de poder seguir haciendo lo que nos gusta en un año difícil para todos y especialmente para la gente. Trataremos de dar un buen show y tirar buena onda, como siempre.

-Qué cíclico es todo. Da la sensación de que estamos en el mismo momento del comienzo de Carajo, con una situación parecida…

-Sí, la verdad que es el comentario recurrente en este tiempo, de vernos como muy semejantes a esa época en que la banda recién comenzaba. Y bueno, a nosotros un poco nos jugó a favor el haber nacido en ese momento tan difícil. Es como que ya fuimos conscientes y estuvimos preparados para salir adelante, a pesar del entorno y las circunstancias, y la verdad que nos dimos cuenta que lo que nos iba a sacar a flote o abrir el camino era la música, el arte, y concentrándonos en el proyecto de Carajo, una banda que siempre trató de hacer la música que nos gusta y de ser respetuosos con el público. También ser arriesgados musicalmente y animarnos a crecer. Todo eso fue influenciado por haber nacido en 2001. Sabemos que el país tiene esa rueda viciosa de cada diez años atravesar una crisis importante. Estamos preparados y sabemos que siempre en estas épocas podemos recurrir al arte. Y el rock siempre ha tenido un papel protagónico en distintas épocas y a nivel mundial. Los rockeros siempre han sido los voceros de todos esos jóvenes que tenían mucho para decir.

-Sacate la mierda es un himno principalmente catártico ¿En estos momentos la banda opta por provocar catarsis o contener a su público en un momento tan crispado en la sociedad?

-Hay un poco de todo, pero hay algo muy particular que me voy dando cuenta ahora con el correr del tiempo. Que el rock pesado, el heavy o el punk o el hardcore terminaron ocupando el lugar más importante a nivel cultural. Y comenzaron como los géneros que solían ser más problemáticos, que había peleas, excesos, problemas. Y hoy son los géneros donde sus mensajes terminan teniendo una actitud mucho más positiva. Es como que se fue dando vuelta la historia. Y los que hoy tocan música pesada son muy conscientes y tienen un mensaje muy claro para llevar algo más positivo. Los excesos y frivolidad hoy están en otros estilos musicales.  Es gracioso, porque antes se le tenía miedo al heavy metal. Hoy en el heavy encontrás uno de los ambientes más sanos y lo digo por muchos años de experiencia de estar arriba del escenario y viendo el comportamiento del público. Ya desde el público de A.N.I.M.A.L. el público heavy fue evolucionando cuando solo existía el heavy de V8, Violadores. Y de esos mensajes de Destrucción o Represión nosotros empezamos a cambiar ese lenguaje y hoy con Carajo nos podemos mover cómodamente en nuestro género sabiendo que no hay prejuicios ni problemas. Podemos hacer las canciones que hacemos y podemos compartir escenario con cualquier otra banda de cualquier estilo y nuestro público se va a comportar correctamente. Todo ese proceso comenzó a principios de los noventa y se fue consolidando hasta el día de hoy.

-Si bien dedicaron tiempo a la película, a tocar y girar, ¿a qué se debió el parate discográfico?

-Fue como un tiempo natural que se dio para poder generar otro nuevo disco. Fueron años en que estuvimos componiendo y renovando nuestras ideas y también nos estuvimos reestructurando como banda. Carajo siempre fue creciendo año a año, disco y disco, y llegó un momento en que nos dimos cuenta que Carajo había crecido mucho y que teníamos que reorganizarnos internamente, tanto en lo personal como en lo laboral. En definitiva acomodarnos mejor, porque había cosas que hacíamos al principio que ya no funcionaban. Tomar conciencia de que eramos una banda profesional y que habíamos crecido. Con los años nos fuimos subiendo la vara. Y después de ese tiempo tenemos las canciones que nos representan como para grabarlas y que vean la luz.

-Esta pregunta es más personal para vos Marcelo, ¿qué virtud sentís que se mantiene con vos desde la primera vez que te colgaste un instrumento?

-Yo creo que el amor por la música y eso es lo que hizo que comenzara todo en mi vida. Esa primera chispa de cuando descubrís el instrumento, en mi caso el bajo, y empezás a tocar. Y creo que ese amor nunca cambió y por eso sigo y seguimos subiéndonos a un escenario y siempre intentando hacer buenas canciones. Y lo otro que se mantiene es el estar contento en una banda. Esas son mis prioridades y si eso se terminara ya no podría seguir, como me pasó con A.N.I.M.A.L. y espero nunca me pase con Carajo. Uno no puede estar por la plata o por el mero trabajo. Uno tiene que estar por el amor a la música, a su banda y a sus compañeros.

Alejandro Panfil

Foto: gentileza prensa Carajo

 

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: