Humo del Cairo: el regreso de la densa psicodelia [review]

A veces es difícil definir qué es lo que nos atrae de una banda. Porque son muchos los elementos que influyen: el género, la atmósfera, las letras, o todo eso junto. Y para las bandas también es complicado decir qué es lo que los mantiene juntos, durante años y años, en procesos creativos que ocurren mientras la vida de cada integrante va pasando. En una entrevista a radio Vorterix un día antes a su presentación, Juan Manuel Díaz, vocal de Humo del Cairo, expresó su descontento con uno de los factores que lo llevaron a dejar el proyecto de lado por un tiempo: “Sentía que hacer música se había convertido en un trabajo. Quienes me conocen saben que solo respiraba y vivía por la banda, pero no quería sentirla de esa forma”. En otras palabras, lo consumió la rutina.

Por eso, luego de más de un año fuera del circuito musical, Humo del Cairo decidió volver con la cabeza más fresca para brindarle a sus seguidores más fieles la oportunidad de escuchar su repertorio antes de acabar el año. Y además regalar un excelente tema, En las cumbres, que en la única presentación en el teatro Vorterix tocaron con impecable precisión. Me detengo en este tema porque es quizás la mejor carta de presentación de la banda en un tiempo. No solo rompe un poco su habitual estructura, haciéndole guiños a un sonido “deftoniano”, si no que además se queda en la cabeza sin ser -ni pretender serlo- un simple mainstream. Al contrario, mantiene la impronta densa y psicodélica que caracteriza a la banda. Pasaron también Los Ojos, Tierra del Rey y Gigantes, así como las dos partes de El Alba.

El trío, esta vez con Franco Salvador en la bata (Pez) completando la formación, se despachó durante una hora y media entre los constantes y sentidos agradecimientos de su bajista, Gustavo “Tano” Bianchi, quien parecía extrañar y esperar con ansia el momento de estar de vuelta en los escenarios. Desconociendo aún el rumbo que tomará la banda el próximo año, lo único que queda por resaltar es el regreso de una banda que durante más de una década ha trabajado para consolidar un sello, ese stoner pesado y psicodélico que, seguramente, inspiró a otras bandas y supo cautivar a un público fiel.

Andrés Carrizosa

Fotos: Tomás Montag

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: