A.N.I.M.A.L: “Nunca dejamos de cumplir sueños” (Entrevista)

Son las cuatro y cinco de la tarde, apenas un poquito más tarde que el horario pactado para charlar con los A.N.I.M.A.L. Se llegó bastante puntual para el día de lluvia y frío que somete a Buenos Aires. La cita es en la sala de Parque Patricios dónde la banda está preparando un set especial denominado “Íntimo y extremo”, (nada de acústico, aclaran) que verá la luz en el ND/Ateneo.

Todo muy bien hasta ahí, pero al llegar no hay nadie. Se ve que hubo un malentendido, un teléfono descompuesto quizás, y la banda se fue, pensando que ya no habría más entrevistas. Por fortuna, un llamado telefónico a tiempo hace que vuelvan dos de ellos al lugar y refloten la chance que ya estaba quedando para otra oportunidad. Quienes retornan a la sala, que está a la vuelta del Palacio Tomás Adolfo Ducó, son Andrés Giménez y Marcelo Castro. Titi Lapolla se fue por su cuenta y ya no puede volver. Entonces, ambos, guitarrista y baterista, desensillan nuevamente, se sientan, se ponen cómodos y se prestan para la entrevista con Brandy con Caramelos. Se sueltan rápidamente y la cosa fluye con buen semblante, porque en esta nueva etapa ya ningún imprevisto los hace salir del eje del disfrute.

No fue sencillo llegar a este momento. La banda tuvo un periodo de casi una década sin actividad y pudo no haber vuelto nunca más, pero un llamado de Marcelo a Andrés-y no al revés-desactivó el hiatus y se pusieron a trabajar en serio nuevamente tras un par de ensayos en que se dieron cuenta de que todo funcionaba igual o mejor que antes. Hoy, tras haber vuelto al ruedo discográfico con Vivo en Red House, el show que se convirtió en CD y DVD (con cuatro temas nuevos) y en el que buscaron recuperar el cara a cara entre la banda y su público en una pequeña sala, siguen en la misma línea en pos de intensificar ese contacto directo con su gente. Conocen por demás, han disfrutado y seguirán disfrutando de la masividad, pero al saber que esa no es una asignatura pendiente, por el momento prefieren sacarse las ganas de hacer shows en recintos pequeños y cerrados, por más que tengan que hacer varios en serie para no dejar a nadie afuera.

“Es increíble tocar para 60 mil personas, es una sensación alucinante”, señala Andrés, y advierte: “Pero se pierde esa conexión que teníamos cuando empezamos. Y hoy estamos más grandes, pensativos y disfrutamos las cosas de otra forma”. Refrescar aquellas noches del Arlequines o Cemento, cuando todavía eran una banda en ascenso, es el objetivo actual. Y, por supuesto, recreándose, asumiendo riesgos y exponiéndose a las opiniones diversas que puedan llegar a venir. Recrearse, que no es lo mismo que copiarse a sí mismo. Y por eso desarmaron y volvieron a armar con diferentes piezas un gran puñado de canciones para tocarlas en un formato diferente, mostrarlas en vivo, en un pequeño teatro, y ver qué pasa. Reconocen que puede haber gente a la que no le guste, pero en los ensayos día a día, cuentan, que se van convenciendo cada vez más que una gran mayoría quedará sorprendida para bien. “La idea es que vean algo distinto de lo que es A.N.I.M.A.L habitualmente y que redescubran la banda. A mí me gustaría que alguna banda de los que yo soy fanático de golpe me salgan con algo distinto o con una distracción diferente”, dice Andrés con entusiasmo y poniéndose en el lugar del público. No es demagogia, es empatizar, y se nota.

“Dueños de esta historia, dueños de nuestro destino, vivo, dueños de esta lucha, nadie cambiará el camino brío…”

La banda sobrevivió a las críticas, a los cambios de integrantes, a la crisis de las discográficas, a las modas y al largo período de inactividad. Se sienten orgullosos por haber convertido a A.N.I.M.A.L en algo mucho más importante que las personas que integren la banda. (Sí, la banda sigue firme, vigente y potente, y eso que en el camino se quedaron Corvata, Martín Carrizo y Andrés Vilanova!!!) Y, además, otro motivo de orgullo es que no utilizaron ninguna fórmula “pop” para ser lo que son.

“Hay una satisfacción, sí, pero más que eso hay una quemazón de cráneo importantísima, porque desde que empezamos siempre tuvimos que luchar contra la corriente, siempre fuimos los bichos raros de la historia… Y hoy, mirando para atrás, vemos que hicimos un camino alucinante y no nos arrepentimos absolutamente de nada. Pasamos por momentos buenos y malos, como pasan todas las bandas, pero estamos acá”, es el balance de Andrés, un viejo guerrero al servicio del metal que se ha involucrado además en varios otros proyectos como D-Mente y De La Tierra, banda paralela que mantiene junto a Andreas Kisser, Alex González y Harold Hopkins.

Pasaron muchas cosas en la carrera de A.N.I.M.A.L, claro está, pero también pasaron muchos años y, como contemporáneos a bandas que en este 2017 están cumpliendo tres décadas en los escenarios, como Attaque 77, 2 Minutos y Massacre, tienen en cuenta esa realidad, pero no les da vértigo ni nostalgia, sino todo lo contrario, valoran estar activos y, además, poder hacer un balance que les da positivo.

“Nosotros estamos vivos hoy”, interviene Marcelo, a pura convicción, y explica: “Estamos festejando hoy y, con este espíritu juvenil que tenemos, estamos preparando un show nuevo. A mí esa cosa de recrear-insiste en la idea antes mencionada-me gusta, porque recrearse es una actitud de vida, que lleva riesgos, sí, porque siempre te puede ir mal, pero es parte de la vida y hay una adrenalina de decir el pasado ya está y ahora estoy con lo nuevo y hay que hacerse cargo. Y sino está bueno, hacer otra cosa”. “Es una emoción y es alucinante saber que es una banda que recorrió tanto tiempo y todavía está viva. Es muy importante poder seguir tocando, tener salud y poder seguir cumpliendo sueños, porque nunca dejamos de cumplir sueños”, agrega Giménez.

Por lo tanto, en vez de sacarle el jugo a los números redondos y a las consignas convocantes que estos pueden traer como beneficio, A.N.I.M.A.L prefiere mirar hacia adelante y ser una banda que aún tiene potencial como para seguir sorprendiendo. “Vos pensá que muchas bandas vuelven para hacer los viejos temas y está bien, yo no critico a nadie, pero nosotros somos lo contrario. Ahora estamos con la expectativa de disco nuevo y con un show que es totalmente nuevo para la historia de A.N.I.M.A.L y para la historia de las bandas de metal de Argentina y Latinoamérica”, dice Marcelo, dando cuenta de lo que los diferencia de otras bandas con larga data, y completa la idea, para que quede bien claro: “Yo en mi vida soy así, todo el tiempo estoy tratando de reinventarme, desde donde vivo hasta cómo vivo… y en la música es un placer encontrar alguien que comparta el mambo como nosotros tres”.

-Entonces no están en condiciones de eludir la última pregunta, que es sobre su próximo disco… ¿para cuándo?

-Andrés: Y…después de esto…ahora estamos laburando en este show, en el que nos pusimos prácticamente a componer nuevamente las canciones y no es chamuyo para que la gente nos vaya a ver eh…Pero sí, igual estamos componiendo canciones nuevas. De acá a fin de año tendremos una fecha para empezar a grabar y para el año que viene saldría.

Recrearse, seguir vivos y activos, ser felices y disfrutar. A.N.I.M.A.L merodea sus tres décadas de vida, pero no es su intención bajar la cortina de la creatividad. No está en sus planes, porque no está en su naturaleza. Y eso es una gran noticia.

Alejandro Panfil y Andrés Carrizosa
Fotos: Danna Urquijo y redes A.N.I.M.A.L

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: