Andrea Álvarez y Las Diferencias: combinación inmejorable para un lugar ideal [review]

Estéticamente, el Club V es uno de los mejores recintos para ver rock en todo Buenos Aires. Su disposición, justamente en forma de V corta, lo hace más colorido y no convencional, por eso, además lógicamente su gran acústica, gusta y es bueno darse una vuelta por allí.

Mucho mejor es si encima tiene dos propuestas musicales que combinan estupendamente entre sí y le dan a la noche un perfecto equilibrio entre frescura, desparpajo, energía juvenil y la proyección de una gran banda como es Las Diferencias, y la experiencia, presencia escénica y, por supuesto, grandes canciones de rock que tienen para ofrecer Andrea Álvarez y su banda.

Temprano, si se quiere otra virtud para destacar, la banda de Caseros que acaba de ganar un premio Gardel y no para de girar, le volvió a sacar brillo a los temas de Al borde del filo, pero en una versión más cruda y contundente. Andy Robledo, Nico “el Tumba” Heis y Alejandro Navoa hicieron valer esa continuidad en los escenarios que han logrado en este 2017 y le pusieron el clima ideal a la previa del número principal de la noche con joyas ruteras como Privado de la libertad y Emoción y Velocidad. Agradecieron al público el respeto y la atención, pero en el fondo sabían muy bien que ese respeto se lo estaban ganando con su música y su gran performance en vivo.

Mientras Las Diferencias iba cerrando su show, ya Andrea Álvarez, talento argentino que no sólo logró una respetable carrera solista sino que también le puso percusiones ni más ni menos que a Soda Stereo, Attaque 77 y recientemente a Robi “Draco” Rosa, se conectaba el micrófono inalámbrico y lidiaba con los restos de un resfrío bastante inoportuno.

Con el escenario listo y la batería al frente, pero orientada en paralelo a la Avenida Corrientes, Andrea Álvarez se hizo cargo de la velada junto al enorme guitarrista Tomás Brugues y el bajista Lonnie Hillyer. Acto seguido, abrieron con Alter ego y Dormís? para luego sí desplegar su rock onda setentas que en su mayoría contó con composiciones de Y lo dejamos venir, como Tóxico, Vende humo y Lástima todo. Con Algo ha cambiado, se despidieron e invitaron a un nuevo encuentro allí, en octubre. Sí, en Club V, un lugar donde nada pareciera que puede salir mal.

Alejandro Panfil

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: