Rancid: demasiado relevante como para no haber sido noticia [review]

No iba a escribir nada sobre el histórico show de Rancid en Flores, pero no porque no quisiera, sino porque en Brandy nunca lo hacemos cuando no nos acreditan. Pero al ver que los medios musicales le dieron mayormente la espalda, aun siendo acreditados, es que he decidido dejarles unas líneas.

Se sabe hoy que el interés general no está en la música y que identificarse con determinada banda es una cuestión que ya parece haber pasado de moda. Se sabe también que hoy parecen ser más importantes los festivales y las marcas que cualquier grupo, canción o concierto en particular. Se sabe también que hay periodistas más enamorados de los festivales que de las bandas que los integran y que por eso el análisis de la “experiencia más allá de la música” prevalece por sobre el análisis de la música que convoca a dicha “experiencia”.

Es por estas razones y por alguna que otra más que Rancid llegó por primera vez al país en el contexto equivocado. Su visita debió haber sido a Cemento en los noventas o más tardar a principios de los 2000. Debió haber sido dos décadas atrás porque en ese momento nadie se hubiese quedado afuera, desesperado por un ticket que no existe desde hace un mes y medio. Debió haber sido hace mucho tiempo, cuando el punk todavía no era un amigo sumiso del sistema. En fin.

Pero ya que vinieron y llenaron Flores de energía y nostalgia, fue imperioso disfrutarlo y no dejarse vencer por la sensación de que este show debió haber ocurrido veinte años antes. Lógicamente que Rancid hizo su parte para que no fuera un show anacrónico como sí lo fue el enorme operativo policial y el vallado para cubrir las puertas del Teatro.

Sabiendo que es 2017 y ya no 1996, Tim Armstrong, Lars Frederiksen, Matt Freeman y Branden Steineckert decidieron no experimentar en absoluto y entregaron un arsenal de hits que estaban contenidos en esa valija que nunca habían terminado de cerrar para viajar a Sudamérica. “Qué bueno que después de 25 años por fin bajamos a tocar en Argentina”, cayó en la cuenta Lars en uno de esos tantos momentos entre tema y tema en que miraba con cara de asombro al público y reflexionaba sobre la fiesta que se habían estado perdiendo durante todo este tiempo.

Su música estuvo siempre, pero su presencia física se hizo esperar bastante, por eso apenas salieron al escenario para tocar Radio circuló entre los presentes una sensación de comunión y de haber encontrado el lugar en el mundo al menos por una hora y media. “When i got the music, i got a place to go”, se gritó a coro al comenzar la más importante velada punk desde que ya no existen los Ramones. Y, a pesar del pésimo sonido, la banda de Berkeley justificó con destreza y entrega el por qué de las entradas agotadas a tan pocas horas de haberse puesto a la venta.

Sudor, cerveza, acoples, emoción, nostalgia y ganas de que se repita pronto. Mentes disparadas hacia los noventas cuando sonaron Roots Radicals, Journey to the end of the East Bay y Maxwell Murder haciendo honor a la tapa de And out come the wolves que estuvo de escenografía; recuerdos de un amor a primera vista con Nihilism y Salvation, de Let’s go.

“Estuvimos charlando ahí atrás y coincidimos en que este fue uno de nuestros mejores shows”, fue el centro que tiró sobre el final Frederiksen y dejó la puerta abierta para que no pase otro cuarto de siglo para volver a verlos por acá. Luego de Time Bomb, The way i feel y Ruby Soho se despidieron, se sacaron fotos con Lars Ulrich y se fueron a descansar para al otro día mezclarse en la grilla amorfa del festival instagramero por excelencia.

No iba a escribir nada sobre el histórico show de Rancid en Flores, pero finalmente lo hice. Sepan disculpar mi incoherencia y mi interés por lo verdaderamente relevante.

Alejandro Panfil

Fotos: Lollapalooza

Comments

  1. Gracias por compartir te experiencia a los que no pudimos ir. Coincido en mucho de lo que decís.

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: