Los Violadores en el Teatro Vorterix: admiración, respeto y gratitud [review]

Tras su histórico Luna Park en abril del año pasado, Los Violadores siguen divirtiéndose a lo grande. Y sí, la experiencia acumulada y las mil peleas del pasado les permiten hoy ver todo en perspectiva, reírse de todo lo sucedido entre ellos y disfrutar este momento en el que merodean los sesenta años.

Quien haya tenido la oportunidad de leer Uno, dos, Ultraviolento, el libro de su ex manager Esteban Cavanna, podrá comprender por qué esta etapa de reunión como la que están transitando por estos días es digna de celebrarse.

Y así lo hacen, metiendo una doble fecha en Buenos Aires en dos salas de lujo como los Teatros Flores y Vorterix y recibiendo calor humano y ovaciones que terminan por cerrar el círculo. Todo ese combo de sensaciones les renuevan las ganas de hacer y llenar la agenda, ya que se vienen reediciones, películas y una gira inédita por Europa. Pero ninguno de sus proyectos les hace perder de vista su propósito como banda: denunciar, cuestionar, concientizar, volar con lo establecido. En definitiva, decir algo.

El Vorterix está lleno desde hace una hora. El calor va en aumento y alguna que otra birra vuela por el aire en su intento inútil de llegar a destino vía terrestre. Cerca de las 21.30 las estrellas de rock de la noche aparecen en escena tras la intro en piano de Bombas a Londres disparada desde la consola. Se viene una hora y media de punk rock con sus máximos estandartes. Se viene una noche de pasado, presente y futuro. Se viene un buen rato con una banda pensante y enemiga del deber ser.

La lista no varió mucho desde el 24/4/16 y por eso aprovechan la gimnasia adquirida para clásicos como Bombas a Londres, ahora sí en formato banda, Aburrido divertido, Comunicado 166, Solo una agresión, Represión o Uno, dos, Ultraviolento.

A una banda ajustadísima se le sumó un público tan entusiasta que les devolvió pogo, admiración, respeto y gratitud. “Este show quedará para siempre en nuestra memoria”, dijo Pil ya cerca del final. Y quien estuvo ahí coincidirá en la apreciación de que fue una declaración de lo más sincera.

Alejandro Panfil
Fotos: Andrés Carrizosa

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: