Agnostic Front: el ojo del huracán dispuesto para el recreo de todas las adrenalinas [review]

En Uniclub la discreción es regla. La persona que pase por el local mientras se hace un recital a duras penas escuchará un pequeño y aislado bullicio. Un quilombito minúsculo. Miserable. Sobre Guardia Vieja quizá los rastros de botellas, latas y tetra pack insinúen algún tipo de caos, o uno que otro borracho -tatuado hasta los tuétanos- logre sugerir el devenir del adentro mientras luxa su cabeza con el talante del ruido. De cualquier manera, el lugar podría estar cayéndose a pedazos o incluso estar siendo sometido a una detonación y aún así nadie afuera se daría cuenta.

El local tiene una acústica excepcional y lo ensordecedor de sus entrañas es apenas zumbido en el exterior. Es un bunker. Una nave espacial. Un monstruo de esos que vociferan en dirección contraria, es decir, hacia adentro y en contra de la turbiedad de sus tripas. Sin embargo, algunos dicen que el lugar es chico, que el escenario también y, además, que está muy pegado al público, etc., pero lo que no quieren, lo que no pueden ver aquellos tarados es que es uno de los pocos lugares que quedan en la ciudad con esos raudales de friega, mugre y vahos tan propios del rock-rock. Y no de esas naderías asépticas e insípidas que no paran de mirarse al espejo mientras eyaculan precozmente un pop disfrazado de rock en un bar limpito en el que expulsan al fumador y señalan al que empuja.  La intimidad de Uniclub es desbordante y funde a todo el mundo en el mismo brebaje. Nadie se salva del pogo ni del sudor, hay trato con los músicos, no hay pedestales ni distancias. Todo es familiar.

A todo esto sumémosle una banda que es, en sí misma, no sólo un terremoto sino un verdadero cataclismo musical. Su sello es el hardcore punk vieja escuela. Una consciencia ajustada entre tempos y compases fulminantes y soberanamente distorsivos, a lo Ramones, con depuraciones absolutamente ofensivas y amplificadas tipo Damned: Agnostic Front.

Los neoyorkinos con más de 35 años de trayectoria y docena y media de discos se paran sobre el escenario y, enfilando sus turbinas, despegan, a más de doscientas pulsaciones por minuto.  Al recinto no le cabe un pensamiento. La voz de Roger Miret es una metralleta. El tipo –con un curioso español puertorriqueño- no para de pedir licuadoras mientras golpea su pecho haciendo eco de los fusilamientos que despuntan ferozmente de los automáticos golpes del batería Rod. Vinnie Stigma y Craig Silverman son unos inmolados de la electricidad. Sus violas imploran piedad y se alargan como motores F1, mientras Mike Gallo aumenta la agitación arrojando granadas con el hambre que se desprende de su bajo. Después de una hora no hay alma que pueda seguir en pie.  El público fue una pileta de clavados. Un ring de artes marciales mixtas -y callejeras- donde cada piña o patada se concluía con un abrazo. Una sola masa de solidaridad y delirio. El ojo del huracán dispuesto para el recreo de todas las adrenalinas. Fuertes sopapos de lucidez y tenacidad. Mensajes de autonomía y autogestión. Despliegue de crítica y aguante.

La ofrenda a la audiencia contiene piezas como The eliminator, Dead to me, My life my way, Police violence, Only in America, For my family, Friend or foe, Victim in pain, Old New York, All is not forgotten, Peace, Crucified (cover de Iron Cross), I can´t relate, Never walk alone, Gotta go, Police State, Riot riot upstart, A mi manera, Addiction y Blitzkrieg Bop (cover de Ramones). Así pasó Agnostic Front, sin ninguna pena y con mucha gloria. Veinte temas exactos, perseverados y memorables.

CJ Jaramillo

Fotos: Sergio Castro Peña

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: