Los Rusos Hijos de Puta: los salvadores del rock argentino en su noche más especial [review]

Ya se ha dicho en este espacio hasta el hartazgo que Los Rusos Hijos de Puta son el aire fresco del rock argentino y también su salvavidas. Los Rusos son la excepción, o una de las pocas realmente notorias, ante la desidia y el lugar conformista que han tomado innumerables bandas que siguen el circuito clásico que incluye tocada en lugar medianamente importante, DVD en vivo e inevitable cambio de estilo (se le puede decir ablandamiento también) para captar más audiencia.

Los Rusos son espontaneidad pero también una estructura sólida para ir en busca de objetivos concretos: tocar y difundir un mensaje, agitar cabezas, remover conciencias y encontrar respuestas distintas a lo que por costumbre o ignorancia se hace o piensa siempre de la misma manera.

Amor, rabia y actitud. Eso es lo que los mantiene con el fuego bien encendido y luchando día a día, semana a semana y mes a mes por ganarse un lugar en la escena, siendo ellos mismos y sin perseguir la formula preestablecida y nombrada en el primer párrafo acerca de cómo una banda debe hacer las cosas para hacerse un nombre en la escena actual.

Tienen temas nuevos y quieren presentarlos rápido, para que sean la foto de este momento, para que no se oxiden, y también para cautivar a los que los bancan desde siempre y a los que se vienen sumando. Tienen sueños, tienen ganas, tienen fuerza y tienen unión. Niceto se les presenta como un gran desafío y confiesan que tenían ciertos nervios por saber cuál iba a ser finalmente su convocatoria real. Al ver el local repleto no se pavonean ni presumen de ello. Agradecen e invitan a más fiesta.

Hay invitados pero no para convocar más, sino para pasar un buen momento con amigos, y así pasan Lucy Patané, Sasha Satya, Lisandro Carcavallo, Miss Bolivia, Mauro Duek, Maxi Martina y Shaman Herrera. Salen y entran sin previo aviso. Es todo con la misma espontaneidad que emana la banda que los convoca. El escenario por momentos es Florida y Corrientes a la una de la tarde, pero nadie reniega de convivir con el otro. Todos celebran la reunión.

Pasan Snowball, Tu mami y La Federal; también Castaneda, la futbolera Indiana y el primer nuevo llamado El sucio. Carmelo, Fancy, Halloween y Los pibe redondean en Niceto la noche más especial de la banda.

Es así de simple: Los Rusos Hijos de Puta son la salvación del rock argentino. Y no lo dicen ellos. Lo decimos nosotros.

Alejandro Panfil

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: