Después de mucho tiempo, Attaque 77 dio dos buenos pasos hacia adelante [review]

Ya pasaron siete años del último disco de Attaque 77. Tras el alejamiento de Ciro Pertusi, Estallar significó un gran desafío para el trío que se quedó en la banda. Hubo que barajar de nuevo, reacomodar posiciones y roles para luego sí comenzar un proceso creativo que derivó en un disco guitarrero, potente y con muy buenas canciones. Se trató claramente de un disco de transición y todo el mundo lo entendió así. Tal vez por esa obra tan necesaria en ese momento es que hoy siguen en carrera.

Antes de llegar a este 2016, Attaque presentó los temas de Estallar durante un tiempo más que razonable y luego comenzó los preparativos del acústico en el Teatro Opera, un nuevo desafío, una cuenta pendiente y, tal como estaban acostumbrados, fue otro éxito. Poco tiempo después, la banda retomó el repaso de sus viejos éxitos, varios de ellos ya cantados con prestancia por Mariano, y también hizo un concierto exclusivamente dé covers, otro lujo que se dieron. Hasta que llegó el presente, con la grabación de nuevo material y la presentación de un par de esos temas en sociedad. Fue en La Trastienda, en un show íntimo en que la banda calentó motores con No te quiero más, América, Setentistas y Todo está al revés hasta que llegó el momento más esperado de la noche y de los últimos siete años, soltando por fin Como salvajes y A cielo abierto, dos temas crudos, potentes y que representan el actual y buen momento de la banda.

Ya no es raro verlos sin Pertusi, porque Mariano, Leo y Luciano, más Alejandro Flores aportando su guitarra, han salido definitivamente de la etapa de transición y han configurado una versión más que sólida de Attaque 77, una banda que tuvo diferentes formaciones y está llegando a sus 30 años de existencia demostrando que el todo siempre es mucho más que la suma de las partes.

Como regalos en una noche especial, el Chino Vera estuvo de invitado cantando No te pudiste aguantar y Edda Bustamante bailó Caminando por el Microcentro, tema que inspiró para Dulce Navidad y que el grupo seguirá tocando hasta el fin de los tiempos.

Espadas y serpientes y Donde las Águilas se atreven fue un final esperable por más que haya sido una noche especial. Attaque miró al pasado, sí, pero por primera vez en mucho tiempo dio dos pasos hacia adelante. Lo que viene entusiasma. Habrá que estar atentos.

Alejandro Panfil
Fotos: PH Sombra

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: