Los Burros: “Los Burros” (2014)

losburrosDisco raso de nueve intensos temas que mantienen una certera correspondencia entre punk-rock vasco a lo M.C.D o Barricada y ciertas chispas de los primeros álbumes de Pearl Jam hasta el espectacular Vitalogy. El arte del disco, por un lado, llama la atención gracias a una palidez amarillenta sobre la cual están escritas las letras y que recuerda las trajinadas fotocopias que todos alguna vez usamos en los años de Facultad, mientras que por el otro lado sobresale un póster de los cuatro integrantes de la banda sobre un escenario en una suerte de acuarela forjada en escala de grises.

Escuchar a Los Burros es inmiscuirse en un rock dinámico que no admite conjeturas de suavidad ni lentitud. Sus aspectos melódicos demuestran un trabajo riguroso entre la airosa rudeza de la distorsión que, auspiciada por una percusión generosa y contundente, ceden al escucha un sonido preciso e interesante. La voz que ostenta es seria y sobresale, con intenciones de rasgadura y grito que en ningún momento se consuman, generando así una medianía cadenciosa y penetrante que hace bien, en un momento en el que los tonitos débiles y sonsonetes light del pop están colonizando, silenciosamente, los timbres de voz de los nuevos cantantes de rock.

Las letras, que se atienden más como versos existencialistas que como historias netamente edificadas, mantienen un lúcido tinte urbano atiborrado de realidades con las que, a pesar de la subjetividad que proponen, cualquiera puede sentir identificación, al deliberar sobre temas tan comunes e inherentes al ser humano-rata que habita las ciudades: la soledad y el desencanto, el no futuro y la paranoia, la noche y el azar, las culpas y la mentira, etc. Definitivamente, y lo recalco, es refrescante escuchar algo así en un momento en el que las nuevas bandas piensan más en gustar -al costo que sea necesario – o en parecer locas y dementes, que en hacer la música que, sencillamente, les da la gana.

Sin tener nada en contra del animal en cuestión, estos burros, de burros no tienen sino el caricaturesco y particular nombre que escogieron.

Gio Jaramillo (CJay)

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: