La vida en estado Ratos de Porão [review]

“No hay muchos grupos que lleguen a treinta años ¡eh! tenemos 19 o 20 discos y nunca paramos. Está bueno estar vivos, para toda esa gente a la que le gusta la banda. Ratos de Porão es una banda viva”, dijo Joao Gordo en una entrevista de Brandy con Caramelos realizada en abril de 2012 en un hotel céntrico de Buenos Aires. Y tres años después, en una húmeda noche de junio de 2015, insistió en esa idea ya con 34 años como banda.

Es verdad lo primero, que no hay muchos grupos que puedan llegar a tres décadas de vida en la ruta, pero mucho más verdadera es la segunda idea, la de ser una “banda viva”. Nunca más apropiada esa afirmación porque este inigualable combo de punk, hardcore y metal sigue más vigente que nunca porque no sólo están más rápidos, más ajustados y más coherentes que nunca, sino que también conservan un gran porcentaje de ideología, algo que en los últimos tiempos dejó de ser un requisito esencial a la hora de llenar un formulario de admisión al mundo del punk…

Ratos de Porão es una banda de culto y no busca la fama (aunque en algún momento Gordo haya puesto su enorme humanidad al servicio de MTV para generar ingresos y mantener a su familia como cualquier hijo de vecino). Todo lo contrario, sus cuatro integrantes quieren seguir siendo los mismos de siempre y gracias a eso seguir provocando reuniones con aquellos verdaderos interesados en asistir. Acto seguido, contagiarse de la adrenalina de esos mitad punkys mitad metaleros que siguen juntando la plata para verlos en vivo una vez cada tanto y que no dejan nunca de treparse al escenario para volver a tirarse una décima de segundo después, no sin previo intento de abrazo al cantante o mangazo de púa a Jão (el legendario guitarrista del grupo que tiene movimientos similares a los de Greg Hetson, de Circle Jerks y Bad Religion) o a Juninho, el hiperquinético bajista que le hace bullying a su pobre Rickenbacker mientras tararea cada una de las letras que dispara Gordo desde el centro del escenario.

El Coloso del Abasto, como se lo conoce desde hace unos años local de la calle Guardia Vieja, ha cambiado su fisonomía interior por una noche y deja de ser un observatorio stoner para convertirse en una auténtica catedral del pogo. Mientras la lista de temas avanza sin pausa, salvo aquellas obligadas para que el grupo se refresque con la cerveza que celebra el sabor del encuentro, las transpiradas paredes laterales del recinto hacen las veces de paravalanchas, no vaya a ser que alguno que otro termine aplastado en nombre del punk. Es una verdadera fiesta y no hicieron falta ni globos ni elegantes diseños que lucir. Con la predisposición del grupo y del público es suficiente.

Las tablas del escenario están calientes, prácticamente hechas brasas, porque los invitados hicieron muy bien lo suyo. Undermine, Tungsteno y The Killing, en ese orden de aparición y calidad, van captando progresivamente la atención de los presentes hasta ese preciso instante en que ya nadie se quiere mover de su lugar. El plato fuerte, desde el país de la feijoada, se hace presente pasadas las diez de la noche. El telón del mini escenario de Uniclub se abre por última vez y permite estar cara a cara con los paulistas más extremos y queridos por estas tierras. Lo que sigue es experimentar emociones fuertes y veloces. Y para ello nada mejor que ejecutar odas tales como Vida animal, Anarkophobia, Crucificados pelo sistema y Grande bosta, pasando también por Igreja Universal y el clásico Aids, Pop, Repressao, entre tantos otros que se suceden a la velocidad de la luz.

“Tenemos dificultades para los ensayos, vivimos todos en barrios alejados”, dijo también en la entrevista de 2012. Y no se nota para nada. “Estoy viejo, tengo 51 años”, avisa el cantante en 2015. Y tampoco se nota para nada. Así están y así siguen, rápidos, furiosos y consecuentes con la vida que eligieron vivir. La vida en estado Ratos de Porão.

Alejandro Panfil

Fotos: Dahian Cifuentes

Comments

  1. Anónimo says:

    ratos !!!

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: