La noche de los diablos y la maldición en Ultrabar [review]

Un viernes intensamente caluroso sólo presagiaba la presentación oficial de La Maldición, el álbum debut de Orquesta de Diablos.

Hacia las 23 todo estuvo listo en Ultrabar para que las bandas invitadas calentaran motores y comenzaran a subir el ánimo de los escasos 30 asistentes –de a poco fueron más-, que fueron a escuchar el swing infernal que “los diablos” ofrecen.

Vil Motor, una banda de hard rock, arrancó con fuerza la noche y desplegó un buen set con un público aún muy tímido para rockear, pero no sordo para no aplaudir a una buena banda.

En medio, el calor se hizo cómplice de la cerveza y de repente se instaló en el escenario el poder de Camiones en la Casa, banda que con su enérgico sello hizo retumbar el lugar y convocó a más gente a la ¿pista?…para sembrar el ánimo correcto en la espera por la banda de demonios que estaba por hacer su entrada.

Y así fue. Al término de los Camiones y unos quince minutos más tarde los cuatro diablos emergieron con sus caras pintadas, cuernos e instrumentos musicales para dar rienda suelta a sus alter-egos y vida a su propuesta punk-rockabillesca, que se valió de un stage de dos por dos para saltar, gritar, girar, cantar, tocar y, en definitiva, rockear.

El Veneno, sencillo del debut, se oyó en la garganta del público. Pero en vivo destacan temas más pesados, como Desde el barro o La advertencia.

Mientras, la cerveza de algunas chicas saltaba y caía al piso por el movimiento de ese extraño swing que parecen tener los demonios. Y es que el ambiente festivo del evento se puede describir como íntimo, ya que estuvo apoyado por las bandas amigas y el círculo cercano de los diablos, así como unos pocos más que decidieron acompañar descendiendo, no hasta el infierno, pero si al menos hasta microcentro.

He visto a esta banda anteriormente y sé que tiene mayor poder de convocatoria; a esta fecha, simplemente, había que asistir.

Diez puntos a los diferentes estilos  de las bandas que tocaron, sin duda dieron variedad a un recital pequeño, pero de calidad. Diez puntos a los diablos y larga vida a su proyecto.

 Texto y fotos: Andrés Carrizosa

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: