Sick Porky, en el lugar y el momento indicados [review]

21.30. Uniclub. No hay casi nadie. Parece el lugar equivocado para un jueves por la noche, pero no. Es cuestión de esperar un tiempo y ver cómo la cosa evoluciona hacia un gran momento, de hallazgo, confirmación y celebración. Y para el hallazgo están los Orquesta de Diablos, banda que con un par de ocasiones viendo su performance en vivo ya dan cuenta de que tienen ese no sé qué que hay que tener para cautivar e ir por todo. Con disco nuevo bajo el brazo, La Maldición, estos cuatro discípulos de Satán exhiben todo su empuje, calidad y originalidad con Amores que matan lento, Veneno, Nocturna y Desde el barro, entre otras de sus flamantes canciones.

Su sonido es una especie de F5 al metal del 2000, pero con ese tinte stoner del que se nutren muchas bandas que frecuentan el local de Guardia Vieja. Eso los hace confraternizar con el resto y ser un número puesto cuando es necesario dejar el escenario caliente para una banda como Sick Porky. No así Parteplaneta, grupo extraído de algún rincón de Manchester que cayó en este escenario con la misma extrañeza con que John Cusack descubrió el piso 7 y medio en Quieres ser John Malcovich?

Una vez abandonado el escenario por los Parteplaneta, de presentación correcta y prolija pero bastante llana como para exigir un lugar en la memoria, es el turno del sexteto con más proyección en todo 2014. En su último show del año, Carlos Villafañe no deja de agradecer el apoyo y recordar todo lo bueno que se ha hecho desde la salida de Los Descarnados.

Y cerca de las 12 de la noche, la intro con toques árabes da paso a Ephemerol y a una banda que de tan ajustada y potente impone respeto y roba cada vez más aplausos. Lo merecen y esta noche es una prueba más del por qué.

Aunque se está cómodo en la sala, el Uniclub tiene un respetable número de asistentes y ninguno pierde de vista el escenario. Pasan Los Descarnados y Hordax, del último disco, y luego llega el turno de invitar a Sebastián Licio, primer baterista de la banda, para ejecutar Serpentario y Lo peor de mí. Para Encogemente, tema que ya tiene video dando vueltas por los canales habituales, sube Fernando Ruiz Díaz y le saca chispas a su garganta. El final es con Pura sangre, de Origen del Fuego, y todo lo que queda es el agradable recuerdo de un gran show y también algo de ansiedad por lo que pueda pasar en el 2015.

Es tiempo de beber el último sorbo de cerveza, que se ha calentado al agitarse entre aplauso y aplauso, y hay que emprender rumbo hacia el exterior, ya con la certeza de que no se trataba del lugar equivocado para un jueves a las nueve y media de la noche.

Alejandro Panfil
Fotos: Santi Sombra

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: