Horcas, La Trastienda y una silenciosa revancha [review]

Da la sensación que ir a ver un show a La Trastienda, sobre todo si es de rock, es como ir a presenciar un ensayo de la banda que te gusta. A mí por lo menos me deja ese parecer. Lo de Horcas fue como una reunión de la banda tocando algo de lo suyo, rodeada de amigos, buena onda toda la noche, interactuando con el público, bromas y cargadas, grabación de un video, anécdotas de El rubio (personaje en el público allegado a la banda) y puteadas. Pero no fue sólo eso, ya que hay que destacar el muy buen sonido logrado por la banda y el ofrecido por el lugar, más las luces, la buena vista desde donde te pares y, obviamente, la cercanía con la barra.

Y así fue que la lluviosa noche del sábado comenzó con la presentación del video de Punto Final, séptimo corte de su último álbum de estudio, Por tu honor, lanzado en el 2013, que fuera ternado a los Premios Gardel como mejor álbum de rock pesado-punk, y que seguirá siendo presentado en muchos rincones de la Argentina.

Ya merodeando la media noche la expectativa crece y salen a escena Walter Meza, en voz, Topo Yáñez, en bajo, Lucas Simcic y Sebastián Coria, en guitarras, y Guillermo De Luca, en batería, para comenzar a prender fuego al coqueto recinto con El agite, siguiendo con El necio, Rompo el dolor, Reacción, Esperanza, En la jaula, Cazador, Sangre fría y el mencionado Punto final, seguidos rápidamente por El sentir, El cambio, El juego, una emotiva memoria al eterno en los corazones de los fieles de Horcas, Osvaldo Civile, y el infaltable Vencer.

Ya amagando con que se terminaba la presentación de una de las bandas de metal más importantes del país, arremetieron con Sin salida, Fuego, Agonía, Solución suicida, Argentina, tus hijos, y Ahora o nunca. Y para el cierre, sin bises esta vez, sacudieron con Sembrando venganza. Como ven, fue un repaso por Oíd Mortales el grito sangrado (1992), Vence (1997), Eternos (1999), Horcas (2002), Demencial (2004), todos parte de un gran repertorio que ya lleva más de veinte años sonando.

Luego de este emotivo show, Horcas continuará su gira este viernes 7 de noviembre, en La Trastienda Club de La Plata, y luego partirán a Colombia para presentarse el 15 de noviembre en Bogotá, regresando luego para seguir por los barrios. Sigue la gira, sigue la intensidad, sigue el sentimiento.

Todo lo mencionado no hace más que poner en evidencia una vez más el trabajo, la humildad y el profesionalismo que tiene una banda como Horcas, que no para de madurar en conciencia y que por propia voluntad, y sin uso de la violencia, comenzó su silenciosa revancha…

Damián Curbelo
Fotos: Santi Sombra

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: