Noiseground III: la cita valvular que reivindica a los festivales [review]

No acompaña el clima, una vez más, es verdad, y esa parece ser una constante cada año a la hora de asistir al Noiseground. El ambiente está caluroso, pegajoso, insoportable, pero la propuesta es tan variada e interesante que se va creando un microclima mientras salen disparados más y más sonidos desde el escenario del Uniclub.

Como ya se ha dicho sin miedo al hartazgo, este festival que llegó a su tercera edición consecutiva no hace otra cosa que refrescar la inquieta escena rockera de Buenos Aires. Y entre esos puñados de bandas que pasan durante los tres días de actividad, siempre están las que se niegan a pasar desapercibidas y quedan dando vueltas en el oído para luego ser investigadas en profundidad.

Y hay de todo: desde Colvero hasta la furia hardcore garagera de los Motosierra, pasando por los sorprendentes Orquesta de Diablos y los rockandrolleros de Cobra Sarli, sin olvidarse de Los Antiguos, banda que, aun sin lograr el sonido ideal, se encarga de agitar más que nadie la primera noche.

Ya en sábado, Sick Porky y Poseidótica, dos enormes realidades de la patria stoner, cierran una fecha ideal que también tuvo a Stilte, Sutrah y Altar, entre otros, animando la velada desde muy temprano. Hasta ahí, el festival ya es un éxito y encima queda un día más de súper acción.

La noche de cierre viene con asistencia abrumadora, lo que se presenta como una definición del éxito del festival. Hacia las 17 ya había movimiento en los alrededores del Uniclub. Birra y bondiolitas en la esquina de Gallo y Guardia Vieja fueron el calentamiento para entrar al búnker donde Los Drágula dieron apertura ante un corto número de público.

3 Miligramos sucedieron a Los Drágula, y desplegaron su repertorio instrumental mientras, de a poco, se iba llenando el recinto de calor humano y humo de diversas sustancias para obtener ese consistente ambiente que nos preparaba para lo mejor.

Entre banda y banda, birra y birra y cada vez menos espacio para circular, subieron los Narcoiris a ejecutar grandes temas de un amplio menú derivado de sus tres álbumes, pero dándole prioridad a El Primer Enemigo del Hombre, su última producción. El sello de esta banda siempre ha sido el denso bajo, importantísimo en el stoner, pero en ciertos momentos debe dar mayor protagonismo al sonido de la viola que puede pasar desapercibida en puntos clave.

Y así entró la metalcorera -quizás deathcoreAnomalía, para inyectar la dosis necesaria de una corriente más oscura en esta fecha del Noiseground. Sin dudas, la mejor banda de la noche. Ese sonido limpio pero categóricamente radical irrumpió para tomarse el escenario, en lo que tuvo que haber sido una licuadora sin fin que nunca se dio. Diez puntos a la presencia escénica del vocal -que se rompe la garganta- y al impecable sonido de la guitarra de Iapalucci –que también hace lo suyo con Los Antiguos-, sin olvidar los golpes a la bata y la cohesión de las cuatro cuerdas. BRUTAL. Marchen a comprar el Mea Culpa, que está buenísimo.

El insigne stoner Claudio “El Pastor” Filadoro y su banda, Buffalo, continuaron con más de su reconocido trabajo, volando cabezas y demostrando por qué son una de las mejores propuestas en su género, con cinco álbumes en su haber.

Justo a tiempo para comprar una cerveza más –de medio litro, bien ahí Uniclub-, se vislumbraba el principio del fin: la legendaria Avernal continuó la noche con su death metal y trayectoria de más de veinte años, dejando el escenario listo para el contundente show de Dragonauta.

Ver el despliegue de todas estas bandas en el Noiseground prueba el alcance musical en el país y el crecimiento constante de la gente que hace que las propuestas se ramifiquen y que cada vez más rockeros se sientan atraídos a apoyar este tipo de eventos.

Más fotos ACÁ

Texto: Alejandro Panfil y Andrés Carrizosa
Fotos: Santi Sombra, Soledad Iurato y Andrés Carrizosa

Comments

  1. Todo muy bonito, pero ni mencionaron a FUZZLY. Los brasileros la rompieron !!!!!

  2. Una pena que el primer día había tan poca gente cuando arrancó, porque Mondo Dromo es una banda que con cada show siguen superándose… Por lo demás todo si, increíble el nivel de bandas que tenemos… Narcoiris, 3mg, Colvero, Los Dragula, Sutrah, Stilte, Altar… Por favor que nivel… Pero el show re crudo de Poseidotica, y la brutalidad sublime de Los Antíguos, Avernal, Anomalía y Dragonauta no me los borro mas…

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: