Embajada Boliviana y una noche emotiva en Flores [review]

Con un tinte de intolerancia y radicalismo se vivió el recital de Embajada Boliviana en Capital Federal. Luego de cuatro años de ausencia en los escenarios, la mítica banda platense brindó un espectáculo del que pocos nos podremos olvidar.

Con un montaje eléctrico y Juan (hermano de Cabeza) en la voz, las notas de No tengo nada abrieron el recital, colmando de recuerdos el Teatro Flores, en el que cientos de voces unidas en un solo coro cantaban “no necesito, te tengo a ti”. Todo el ambiente se inundaba de nostalgia con cada canción. Mientras más avanzaba la lista, llegaba un golpe más al alma, un motivo para cantar más fuerte, a rabiar, esas notas que durante cuatro años estuvieron silenciadas por el tiempo, pero que volvían a la vida en gran parte gracias al coraje de Julián y sus intenciones de no dejar que el sol de Embajada se apagara.

Fue un impecable trabajo musical, sonando muy acoplados y una gran sorpresa para los asistentes fue la voz de Juan, cumpliendo con las expectativas de los que esperábamos a Julián.

Finalizó la primera parte de show con los ánimos muy altos y luego vino el set acústico: una disposición de tres guitarras y teclado. Julián salió al escenario provocando largos y calurosos aplausos, no sólo por su vuelta, sino por su coraje y por su lucha durante largos años en contra de una enfermedad que, cualquiera pensaría, lo iba a alejar definitivamente de los shows en vivo.

Haciendo un repaso de los álbumes solistas de Julián y de canciones de Embajada, el set acústico se vio manchado por un grupo de 15 o 20 intolerantes que durante toda la presentación silbaron dicha puesta, muy diferente a la que estaban acostumbrados los fans en la década del 90, pero no por ello de menor calidad. Visiblemente incómodo con los aparatos en sus orejas, Julián descargó todo su talento en canciones tremendas, como Kms de mar, Alguien como yo y Camino a la sanidad, ésta última ampliamente ovacionada. Fue un show colmado de talento en las voces de los hermanos Ibarrolaza que algunos no supieron disfrutar, pero que muchos más agradecimos y apoyamos. Muy buena fue la postura de Julián ante los silbidos, dando todo en el escenario y recordando que los abucheos y la mala onda sólo lo fortalecen más.

Luego de finalizar la presentación acústica, volvió la formación eléctrica de Embajada, con una alusión clara a los Ramones; una versión del Pinhead con un letrero de “Vote Embajada” y tocando Embajada a las elecciones, cover de Eskorbuto.

Luego, los bises con las canciones más antiguas, clásicos que han traspasado las barreras del tiempo y, como la banda lo dice, canciones que ya no son de ellos. No pienso cambiar, Yo estaba mal, Pedro y Juan y Un montón retumbaron en cada rincón del Teatro Flores, que desde el inicio del show estaba lleno a reventar. Llegó el momento de cierre, a cargo de Memorias de la guerra, tal vez la canción más icónica de la banda platense.

El ambiente se fue inundando de tristeza y recuerdos, con cada nota que pasaba y con cada coro. Tras eso, la incertidumbre de cuándo volveremos a ver a Embajada en un escenario. Queda el show del próximo sábado 17 de mayo en La Plata, y será el final de esta etapa.

Fue una gran presentación, un inigualable retorno a los escenarios. La llama sigue encendida. Se espera tener Embajada para rato, pero el futuro está escrito con tinta invisible.

Texto: Jairo Muñoz

Fotos: Dahian Cifuentes

 

Comments

  1. GRAN RECITAL DE PRINCIPIO A FIN… ESPECTACULAR LA NUEVA VOZ EN EL FORMATO ELECTRICO… BANCO A MUERTE A JULIAN QUE A PESAR DE TODO SIGUE TOCANDO Y PLANTANDOSÉ CONTRA LOS CAVERNICOLAS QUE LO SILBABAN CUANDO HACIA TEMAS DE SU DISCO SOLISTA (PERO OJO Q LO APLAUDIAN CUANDO HACIA TEMAS DE EMBAJADA) AGUANTE EMBAJADA EL SOL MAS ENCENDIDO QUE NUNCA!!! VOTE EB

  2. Che loco que buena nota!
    Yo estuve ahí y tuve las mismas ‘sensaciones encontradas’.
    La sorpresa de no ver a Julian en el comienzo del show; la alegría por los huevos puestos sobre la mesa frente a todos los boludos que gritaban y mostraban ignorancia; y la p´egunta final de cuándo los volvería a ver!

    AGUANTE EMBAJADA!

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: