Rana, de Timmy O’ Tool: “Con el vinilo volvés a escuchar un disco entero” (entrevista)

IMG_1258Es una mañana más que agradable. El punto de encuentro no es otro que la esquina de Paraguay y Ravignani, en el viejo y coqueto Montecarlo, el que Maruja se turna con su hijo para mantenerlo como uno de los mejores sitios de la ciudad. No se lo puede considerar solamente como un bar o un café, ya que es mucho más que eso, es una bocanada de aire fresco entre tanto asfalto y cemento que está dejando en el pasado a las casas bajas y a los adoquines característicos del barrio. Recordar el pasado no tan lejano no es mera nostalgia, es tener presente lo que se está perdiendo en cuanto a calidad de vida.

Montecarlo es el punto de encuentro, no para hablar del café con leche y de las tostadas con crema y mermelada que son las especialidades de la casa, sino para embarcarse en una charla sobre vinilos y sobre lo que estos representan. Y aquí, un paralelo con los viejos adoquines de Palermo: cuando hay algunos que piensan que es un mero fetiche, hay otros muchos que ven al vinilo como un sinónimo de calidad y una de las mejores maneras de vincularse con la música. Hay un acto de consumo, claro, al adquirirlo, pero lo que se está buscando es una pieza única, no una más.

Por este tema en particular nos encontramos con Andrés Medina, alias Rana, baterista de Timmy O’Tool y de Americana SoundSystem, y ahora un gran especialista que aparece como el más indicado para describir esta nueva fiebre por el vinilo. Y se da una larga charla, con preguntas que intentan ser oportunas y respuestas extensas y fundamentadas. Sí, cuando se habla de música, todo el tiempo del mundo parece estar disponible.

-Andrés ¿de dónde viene tu fanatismo por los vinilos?

-En realidad soy fanático de la música, que es lo primero de esto, y con los vinilos empecé hace muy poco, si bien cuando era chico en mi casa había algunos vinilos como uno de Meteoro, por ejemplo. Y cuando se dejaron de fabricar acá, mis viejos no le dieron más bola y lo que era el toca discos debe haber muerto o lo habrán vendido. Es así como que me desconecté, pero ya de chiquito era de comprar cassettes y me acuerdo que mi primer cassette fue Llena tu casa de rock 84, que fui con mi hermano y mi mamá me dijo “Tomá llevá esta plata y cómprense lo que quieran”. Compramos ese y creo que uno de la película Break Dance.

-¿Y a dónde fuiste a comprarlo?

TimmyR4-No me acuerdo exactamente, pero creo que era un local que quedaba en Boedo y San Juan. Ya no debe existir más, pero era por Boedo, porque vivíamos por ahí, pero me acuerdo patente de esos dos cassettes y después de lo que era grabarse música de la radio hasta que en el noventa empezaron los CDS. Me acuerdo que una vez bajó el vecino de arriba, que viajaba siempre y se traía todas las novedades, con un aparatito con un CD adentro y me dice “Escuchá esto”. Me hizo escuchar un Compact Disc que yo no tenía idea ni de lo que era ni de que existía. Y le dije “uh, me quiero comprar uno” y me respondió que quizás me conseguía uno. Ese verano me fui a Asunción con mi vieja, porque tenía familia allá, y había equipos chiquitos y me compré mi primer reproductor de CD. Te estoy hablando de principios del noventa, porque mis primeros dos CDS fueron los singles de Personal Jesús y Enjoy the silence, de Depeche Mode. Me gustaba mucho Depeche, me compré eso y fue un flash porque escuchaba algo diferente.

-Un viaje de ida…

-Y ahí empecé con los CDS, que era algo que no conocía. Y de a poquito vas creciendo y te los compra tu mamá, otros te los regalan, y me fui haciendo de discos. Me acuerdo de cuando salió Blood Sugar Sex Magic y no era tan fácil de conseguir. El único lugar donde se conseguía era en Musimundo y tenías que recorrer por ejemplo el de Florida y Avenida de Mayo. Me acuerdo puntual que ese me lo compré ahí y Nevermind me lo compré a media cuadra de ahí en una disquería independiente. Y después fue toda mi vida así y hace cuatro o cinco años uno de mis mejores amigos me trajo de regalo el vinilo de Ritual de lo Habitual y ese fue mi primer vinilo. “Me encantaría comprármelo para mí, pero quiero que lo tengas vos”, me dijo. Lo guardé y dije que algún día me iba a comprar un tocadiscos. Y hace exactamente un año y medio me decidí a comprarme una bandeja. Y, cuando hice el viaje por Europa siguiendo a los Peppers, pasé por una disquería en España y no me contuve. Dije ya está, es ahora, y me habré vuelto de Europa con más o menos 15 vinilos. Compré Living Colour y empecé a no parar nunca más. Y empecé con algunas cosas que ya tenía en CD pero en vinilo tenía el arte completo, era otra cosa. Y me empecé a entusiasmar y, además de ir a los museos, traté de recorrer todas las disquerías que pude. Uno de los lugares donde estuve fue Moscú, y había visto en Internet que había una disquería. Obviamente no tenía ni idea de cómo llegar porque en Moscú no hay nada en inglés y tenés que guiarte por los simbolitos y contar las estaciones del subte para bajarte. Y así me fui sin conocer y llegué a la disquería. Había cosas buenas pero muy caras, y me terminé comprando el vinilo de Power Station, algún soundtrack, algo de lo que soy fanático, y uno de Lynyrd Skynyrd, que estaban en súper buen estado y esa anécdota está buena porque me fui a Moscú, donde es casi imposible porque no entendés nada.

IMG_1230-No es sólo comprar un disco, sino que estás comprando algo que tiene historia, y más cuando es usado ¿no?

-Totalmente, y sobre todo porque hay muchos discos que tienen reediciones, pero hay discos que no salen más. Me acuerdo que me compré un EP con canciones raras de Beastie Boys. Y eso lo fui aprendiendo, dónde ir a comprar, cuánto puede costar algo que no se fabrica más, qué edición es y así empezás a aprender cómo buscar, de meterte en eBay para ver qué se consigue y qué no. Compro cosas que me gustan, pero, por más que sean clásicas, si no me gustan, no me interesan. Hay cosas que no son tan baratas y no voy a estar comprándolas solo para coleccionar, pero sí me estoy armando una buena colección de vinilos, cosas que ya tenía y que me gustaba tener en vinilo y cosas que nunca había escuchado, como vinilos de Pixies cuando jamás me había comprado un CD de ellos. De los Peppers me compré todo de nuevo y cosas raras, como singles. Conseguí un montón de cosas, tengo como cuarenta vinilos de los Peppers cuando en su discografía sólo hay 10 discos.

-¿Y dónde los metés?

-Tengo un mueble donde los estoy guardando y compré unas cajas para discos, pero ahora cuando nazca mi hijo no sé donde los voy a guardar… No los escondí ni nada. Para un coleccionista es bueno tenerlos a mano y poder exhibirlos, darte vuelta y verlos ahí. Es como decís vos, no es sólo por una cuestión de audio. Por ahí están rayados o tienen algo de ruido, pero tienen valor, porque de otra manera no los conseguís. Y otra cosa es que volvés a escuchar un disco entero, algo que la gente ya perdió. Todo bien, yo tengo mi Ipod y es lo más cómodo que hay, pero no es solamente una cuestión de audio, es el tema de volver a escuchar un disco entero. Ahora es todo shuffle y lo que te va tirando el reproductor. Ahora las bandas te tiran un hit y todo lo otro es relleno. Antes se pensaba al disco como una obra completa, y eso lo estoy recuperando comprándome los vinilos. Me gusta eso y me di cuenta que un montón de chicos de 18 o 20 años están metiéndose en ese mundo. Yo no crecí con los vinilos, pero sí con otra manera de escuchar y disfrutar la música. Es un paralelo con el cassette, porque vos no podías poner la canción en el momento, tenías que retroceder y adelantar para encontrarlo.

-Existen los clásicos y los clásicos de cada uno ¿Cuáles son tus clásicos?

-Por ejemplo toda la discografía de Van Halen con David Lee Roth. Ahí ya tenés dos o tres discos que son clásicos.

-Muchas bandas nuevas se dan el gustito de sacar su nuevo disco también en vinilo, por ejemplo Banda de la Muerte. ¿La curioseás primero en Internet y después tal vez lo comprás?

-No con la música nueva, curioseo con cosas que nunca había escuchado pero que conozco de nombre. Si hay una banda nueva que está con vinilo es muy difícil que yo vaya y lo compre. Si lo conozco y me gusta, voy directamente a comprar el vinilo, no compro más el CD. Si es algo que no se puede conseguir, una rareza, sí, pero si no compro solo vinilo. Yo creo que no es un fetiche, creo que las bandas se están dando cuenta de que el único formato que se vende ahora es el vinilo. No creo que una banda nueva lo haga por el amor al vinilo, lo hace porque no les queda otra y tienen que estar ahí. El crecimiento de los vinilos es enorme en comparación con el decaimiento de la venta del CD, que ya casi ni se venden. De hecho, vas a cualquier disquería de los Estados Unidos y te los tiran por dos o tres dólares.

-¿Y con la música online cómo te llevás?

ranadiscos-Siempre fui pro online, sobre todo para las bandas nuevas. Yo siempre en mi banda regalé los discos porque queríamos que la gente nos escuche. Escucho música por Spotify, lo uso, pero casi no bajo discos, nunca fui de bajar grandes cantidades, únicamente por curiosidad. Eso sí, me bajé muchos CD’s porque los míos quedaron en la Argentina, pero no me considero pirata, porque me estoy bajando lo mismo que ya me compré y que no lo tengo en este momento. Pero sí estoy a favor de la gente que baja música online, no va a cambiar y ya está. Está instalado y está bueno porque la gente puede conocer un montón de música que de otra manera no llega. Por más que yo sea fanático de un formato antiguo en boga ni en pedo voy a decir que muera la música online. Jamás.

-Es curioso porque vos estás del lado del consumidor y del lado del músico. Siendo músico a vos no te jode nada que te bajen los discos de Timmy O’ Tool, por ejemplo…

-Para nada, de hecho ahora estoy por sacar un EP que hicimos con unos amigos y lo vamos a dar para que se lo bajen. Yo quiero que la gente lo escuche, sino es hacer música para nosotros mismos. Yo quiero que la gente la escuche y la pueda disfrutar tanto como cuando yo la hago.

-Dijiste que viajaste por varios lugares del mundo y buscaste vinilos. ¿Cómo es esa búsqueda en Buenos Aires?

-Todavía no pude. Cuando vine el año pasado estuve visitando un par de desquerías y compré algunos discos, porque me gusta sí o sí comprar algo en cada lugar que estoy. En julio recorrí todo California, desde San Francisco hasta Los Angeles, y recorrí 17 tiendas de discos y en todas algún disco compré, porque me gusta esa cosa de que las tiendas sobrevivan porque viven de eso, y si la gente no compra discos se van a morir como pasó con las grandes cadenas. Y está bueno saber que hay tiendas que están surgiendo y que hay un montón de gente comprando. Ni hablar de Amoeba, que es como el paraíso del disco y siempre hay gente ahí. Y acá hay un par que están buenas, algunos se zarpan con los precios pero yo no soy quien para juzgarlos, tendrán un alquiler y viven de eso. Pero así y todo compré.

-¿La crisis de la venta de discos es una crisis de creatividad o de que la gente ya no le da bola a los objetos? Me corrijo, sí se le da a bola a los objetos, pero en cuanto al soporte físico de la música… ¿Qué pasó para que la gente diga “no necesito comprarlo”?

-Yo creo que es un poco de todo. El MP3 un poco mató la venta, esa es una realidad y lo mismo por lo que murió MTV, porque la gente puede acceder al video que quiera desde Internet. Y está buenísimo. Entonces la gente se acostumbró a bajarse el hit, o el disco. Yo siendo como soy, siempre voy a ir a comprarlo, porque a mí me gusta tener el objeto, pero a la gente que no le interesa tanto eso prefiere bajarse la canción o el disco, por eso este revival con el vinilo está buenísimo porque la gente vuelve a comprar. No sé si soy quien para juzgar el tema de la creatividad pero si me lo preguntás, a titulo personal creo que sí, que a las bandas las hacen meter un hit y las sacan a tocar en los grandes festivales cuando nunca pasaron por un barcito, por el under. Y lo notás. Y después ves a los tipos de 50 años como Metallica, los Peppers, cualquier banda y te dan cátedra arriba del escenario. Los chicos de ahora no nacieron con esas bandas y este revival de alguna manera debe ayudar a que los pibes vuelvan a consumir música y a no conformarse con cualquier bandita que meten ahora. Se nota mucho afuera que va gente a ver los festivales y no tienen ni idea de las bandas que tocan.

-Se nota acá eso de que no les dan bola a las bandas. Ves a un tipo haciéndose masajes en un stand de determinada marca, a otro que le está tirando una pelota a un objetivo para ganarse algo…y en el medio hay bandas tocando…y las bandas que por ahí pintan para ser algo bueno las meten a las cuatro de la tarde…

-No les dan cabida que les tienen que dar para que haya un recambio musical. Y además no está ese sentimiento del público de que viene tal banda y hay que ir a verla. Hay una mezcla de todo: una caída de la industria, de la creatividad, que hoy días las bandas no son lo mismo que conocíamos nosotros. En los sesentas, setentas, ochentas y noventas había un montón de bandas y discos para rescatar, pero desde el 2000 para acá cuesta encontrar algo representativo de la época. Ahora tengo un programa de radio en México y lo que queremos hacer es pasar todo un vinilo durante un programa. En el programa, se habla del disco, el proceso de grabación y curiosidades, por ejemplo del año 1991. Una de las cosas que trato de leer es sobre otros discos que salieron ese mismo año. Y ahora decime 10 buenos discos del 2010 o 2012… no hay. Está bien, el de Daft Punk, pero no es un súper disco. Lo escuchás y está bueno, está bien hecho.

IMG_1241-Igual hay convenciones ¿no? Yo estoy muy lejos de Daft Punk, eso está claro, pero suele suceder que tipos conocidos dicen que Daft Punk está bueno y listo, se instaló esa idea…Por eso, ante convenciones tales como que hay que darle bola a Daft Punk, yo prefiero tomar ciertos recaudos, pero es verdad que no está ese disco de rock o esos diez que marquen esta época…

-El de Queens of The Stone Age es un buen disco, pero si todo el mundo no hubiese hablado de ese disco, no hubiera pasado nada. Digo que ellos tuvieron mucho mejores discos y no tuvieron el trato que tuvo este ahora.

-¿Puede que se haya terminado la era de los grandes estudios y por eso pierde peso la obra del disco? Llámese Electric Lady, Sound City, Abbey Road.

-Tiene que ver y ahora está esa cosa de hago un disco en mi casa. Por un lado hay gente que no tiene la guita para pagar un súper estudio y se la tiene que rebuscar, pero sí está esa cosa de bueno, “cualquiera hace música”. Estos revivals de vinilos y esas cosas van haciendo revivir toda una época. Va todo de la mano: los vinilos, que las bandas sigan girando y que los pibes los puedan ver. Yo te juro que me emociono cuando un pibe de 10 años habla de los Peppers como si fueran yo. Porque hace veinte años estos pibes no habían nacido y hoy que lo vivan de esta manera a mi me encanta. Yo a los Beatles no los viví pero los vivo así, a pesar de haber llegado más tarde. Y te vuelven loco, y digo por qué no viví en esa época para verlos en vivo, pero bueno, viví en esta y pude ver a los Peppers y a los Beastie Boys.

-Volviendo al vinilo ¿hay alguno que hayas comprado y que digas “este lo podría permutar”?

-No, porque si lo compro es porque lo quiero, porque me gusta algo puntual. Soy muy fanático de los soundtracks y me compré el de Robocop. Quizás no los escuchás más de una vez, pero tenés la tapa con el Robocop enorme y de una de las películas que más me gustan. Otro es el de Drive, que me lo compré en dos ediciones y lo quiero comprar en otra edición más, porque es una cosa tan de culto, que tiene diferentes colores, pequeñas cosas que el coleccionista las quiere y me gusta tenerlas. Decir “tengo todas las versiones de este disco”. Me compré un disco de Circle Jerks que es todo transparente y tiene la misma música, pero vos querés tener el raro para colgarlo en la pared.

(continuará…)

Alejandro Panfil

Fotos: Andrés Carrizosa y Andrés Medina (Rana)

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: