Cadena Perpetua: “Lamentamos que haya tanta gente normal” (Entrevista)

Eran casi las 5 de la tarde cuando Hernán y el Chino le estaban entrando a una grande de muzza mientras saludaban a Edu que se iba para atender asuntos familiares. Así nos recibieron los Cadena Perpetua, siempre con la mejor onda, incluso cuando les interrumpimos ese tardío pero bien merecido almuerzo. De cara a los festejos en Groove el próximo fin de semana, y con el 2014 encima, charlamos sobre estas y otras cosas.

cadenafeat-Parece que se ya se armó la tradición de tocar dos fechas en Groove cada diciembre. Tres años y van…

-Hernán: ¡Es que el doblete es por nuestro cumpleaños! A veces intercalamos discos, intercalamos las épocas… Esta vez decidimos cortarlo por décadas.

-¿Ganadas?

-H.: ¡NO! Ninguna fue ganada ni perdida: fue disfrutada. La fecha del sábado tocamos los primeros tres discos, más los covers que veníamos haciendo en ese momento, y la segunda comprende desde Malas costumbres hasta nuestro último simple, Armas y opio. Así que cada fecha va a tener alrededor de 32 canciones, casi dos horas de show.

-Este último trabajo lo sacaron por su propio sello, Dispara Discos, ¿verdad?

-Chino: Propio y flamante sello, no tiene más de un año. Editamos Armas y opio porque teníamos tres canciones nuevitas y no queríamos esperar para sacarlas. Así que le sumamos un cover de Leonard Cohen que nos gusta mucho y listo, a la calle. También reeditamos Un plan simple, que estaba agotado. Habíamos hecho 2000 copias para festejar los 15 años en el Teatro de Colegiales y se fueron todas ese día. Como estaba en un sello grande después quedó en la nada, porque las grandes discográficas no entienden mucho el formato EP. Te piden discos full, y a nosotros nos encantan los singles y los EP. Con el sello propio te podés dar el lujo de tener dos canciones nuevas y sacarlas, o un DVD de giras, por ejemplo.

-Claro, como el de Nuestro mundo feliz.

-C.: Tal cual. Lo sacamos así, con cámaras caseras, para compartir con el público todas esas cosas que, si no, nos las guardamos sólo nosotros: viajes, rutas, micro, camarín, hoteles… Todo lo que no es la banda arriba del escenario. Ahora este fin de semana se viene la segunda parte que tiene los viajes al exterior, con los países de Latinoamérica. También entró algo que teníamos de cuando estábamos grabando Plaga. Lo incluimos porque no hay casi nada de Cadena en estudio. Para estas fechas también tenemos la reedición de Buscando salidas. Le agregamos dos bonus: uno es un tema de Bad Religion que habíamos hecho para un tributo a fines de los ‘90, y después regrabamos No podrán vencerme porque la versión del disco era un pseudo reggae con vientos, percusión… Y en vivo lo tocábamos más punk.

-H.: No es que sea totalmente distinto, pero es que en esa época estábamos en la movida de irnos para lugares a donde no teníamos que ir, y después nos lamentamos un poco de no grabar la original. Así que como se venía la reedición y teniendo sello propio dijimos “hagámoslo, ya fue”.

-Pero lleven stock, porque en la última fecha quise comprar Un plan simple y cuando llegué no había más…

-C.: Es que no pensamos que iba a tener tanta demanda. Lo tiramos arriba del paño ¡y desapareció!

-Bueno, es que también tienen que tienen que tener en cuenta que su público creció muchísimo en estos últimos años.

-H.: Sí, gente a la que le gusta el género y nos va descubriendo con el tiempo. Es lo que mantiene viva a una banda, ¿no? En ese sentido estamos muy contentos, pero sin desesperarnos. Sabemos que la gente hoy está y por ahí mañana no. No nos enamoramos mucho de eso, porque sabemos que no es algo constante. Claro que cuando está lo súper disfrutamos.

-Toda esta nueva camada es bastante joven. Pero Cadena también tiene seguidores de larga data, gente de más de 30 que viene creciendo con ustedes y con el punk en general, aunque muchos se hayan ido quedando en el camino. ¿Les parece que el punk no es para los adultos?

-H.: No, en absoluto. Yo lo que lamento es que haya tanta gente normal. No es que a los 30 haya que seguir siendo adolescente, pero tampoco hay que olvidarte de las cosas que te gustan. Cumplir una cierta edad no significa que tengas que cambiar tus gustos o tus ideas. Yo sé que a veces es difícil coordinar con ciertas obligaciones, como la familia…

-C.: Por ahí los pañales pasen a ocupar el presupuesto que antes te gastabas en discos, pero hoy los discos se pueden bajar. O sea que no tenés excusa. Además, me parece que dentro del género hay un montón de opciones como para que no te quedes en la pose de punk-rocker adolescente. Hay un montón de bandas más profundas que las que escuchábamos de chicos. Y también otras que vas descubriendo de más grande…

-Puede que tenga que ver con el mensaje, ¿no?

-H.: Hay bandas que van creciendo con el público, otras no. Hay de todo. Lo que tenés que hacer es seguir escuchando, y te podés ir identificando con una u otra banda. Pero lo que no podés es empezar a escuchar Franco de Vita sólo porque cumpliste años.

-¿Y ustedes crecieron con el público?

-H.: Yo creo que el público creció con nosotros. Ahora que estuvimos preparando las canciones del ‘90 para este primer show dijimos: “Uy, mirá! Estábamos cantando lo mismo que ahora pero en un lenguaje más precario”. Lo bueno es que con los años uno va enriqueciendo el lenguaje, pero no cambia el sentimiento. Y al público que todavía nos sigue escuchando por ahí le pasa algo así, va buscando lo mismo, pero con una mejor manera de decir las cosas.

-C.: Quizá ahora aprendimos a usar más la metáfora, palabras más complejas pero que abarquen más cosas. Hoy con una palabra decimos lo mismo que antes con cinco.

-Igual se extraña un Luisito… ¿No se viene nada parecido?

-H.: ¿Para el futuro de Cadena? No.

-C.: Para el sábado que la tocamos, ahí sí. Pero Luisito… Luisito se murió.

-H.: Algo confuso tampoco vuelve, por ejemplo. Hoy tenemos Quema la idea, Qué mundo, que dicen lo mismo pero de una manera más madura.

-¿Y qué es lo que sí se viene?

-C.: Los primeros días de enero solemos hacer una girita barrial por Buenos Aires, que este año va a estar por Luján, San Miguel, Quilmes y San Justo. A la costa no vamos a ir, vamos en invierno, para la gente que vive allá. Nada de show del verano. En marzo quizá vayamos al Vive Latino, así que seguramente aprovechemos el viaje y hagamos algunos shows más por México. Para abril tendríamos que tener la presentación del DVD de Plaga en el Malvinas…

-H.: Falta ensamblar audio y visual todavía. Y vamos a ver si en el segundo semestre nos podemos encerrar un rato en la sala a componer el álbum nuevo, porque desde el 2010 que no hay disco full.

De la pizza ya sólo quedaban algunas aceitunas, así que decidimos que ya era tiempo de partir. Desde la redacción móvil de Brandy nos queda, a Cadena Perpetua, mandarles un muy feliz cumpleaños; a ustedes, dejarles el adelanto del DVD que se viene para que se vayan poniendo a tono con la fiesta que arranca mañana. ¡A la salud!

Cronista: Yoapocap
Fotos: Santi Sombra

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: