Korn: una visita guiada a los noventas [review]

“Cada día cuando me levanto, no tengo más el tiempo que pasó, pero tengo mucho tiempo: tenemos todo el tiempo del mundo”

Dejando de lado la impotencia que provoca resignarse a que las bandas buenas de verdad visiten muy tarde la Argentina, es interesante recordar que aquí, en el imaginario colectivo de los fans de Korn, siempre hubo una idea más o menos uniforme de cómo iba a ser ese glorioso momento en que la banda llegara a Buenos Aires por primera vez: luces apagadas, la campanita marcando el tempo sobre el cual descansarían poderosos riffs, el “are you ready?” de Jonathan Davis y una multitud saltando y poniendo en peligro los cimientos del recinto al ritmo de “I can see, i can see, i’m going blind”. Sí, el imaginario colectivo siempre estuvo de acuerdo en que el comienzo ideal sería con Blind.

Si bien es verdad que la banda de Bakersfield pisó por primera vez la Argentina en 2008, en un Quilmes Rock en River, y repitió en 2010, ante un Luna Park completo, el show ideal de Korn en Buenos Aires se dio recién en su tercera visita, porque el Malvinas Argentinas se metió en el túnel del tiempo para que los presentes pudieran sentirse en 1994, viendo a una banda novedosa y potente patentando un estilo y amenazando con comerse el mundo de un solo bocado.

Y no es de puro capricho afirmar que este de 2013 fue el mejor show de Korn en la Argentina, ya que hay un motivo fundamental por el cual uno puede poner el sello y la firma: la banda está sonando infernal y una de las razones de ese sonido infernal es que Head, luego de ocho años tratando de limpiarse los vicios con “Jesucristo como su salvador”, está de vuelta. El guitarrista, que en su anterior etapa en la banda hacía alarde de actitud y pose de momia, hoy tiene una segunda oportunidad y se nota que la está aprovechando al máximo, tocando, haciendo coreografías de ser humano poseído por el demonio, divirtiéndose con los otros integrantes del grupo e interactuando mucho con el público. Inevitablemente, la banda sale favorecida por todos lados, ya que en el aspecto sonoro y visual logra tener más cuerpo. En definitiva, logra ser más Korn.

Pasaditas las nueve de la noche, se apagan las luces del Malvinas y desde unos paneles al mejor estilo Nine Inch Nails sale un compilado de imágenes de noticieros donde se puede apreciar un mundo ciego que no ve ni por asomo que se está yendo a pique. Y si de mundo ciego se habla, Ray Luzier tiene la expresa orden de arrancar con Blind, la canción emblema de la banda, para que de una vez por todas el público argento deje de esperar para tener enfrente a la mejor versión posible de Korn. “Hagamos de cuenta que nunca vinimos, démosle la sensación de que estamos en algún momento de la década del noventa y que llegamos a la Argentina por primera vez”, habrán pensado en camarines, ya que eso es exactamente lo que empieza a pasar cuando enseguida nomás arremeten con Twist, de Life is peachy, y Falling away from me, de Issues. Jonathan Davis, esa versión californiana de Mr. Robert Smith cuyos alaridos parecen irse de escala pero siempre logran acomodarse para dar muestras de que hay pocos cantantes como él, mira al campo, a las dos plateas y a la popular y pregunta con su gran vozarrón: “¡¡Qué pasa Buenos Aires ¿están listos para esta mierda?!!”. J. D. avisa que la cosa recién acaba de comenzar, que no habrá respiro y que no faltarán los grandes éxitos. Por eso, luego de dar señales de actualidad semi emo con Love and meth y Narcissistic cannibal, vuelven con Dead bodies everywhere a la gloriosa etapa de Follow the leader, disco con el que le pusieron un pie en la cabeza a todos los copiones de ocasión.

Luego de Did my time, el vocalista se cuelga su gaita y todo indica que se viene Shoots and ladders y que el suelo volverá a temblar cuando todo el mundo esté gritando “nick-nack, paddywack, give a dog a bone, this old man came rolling home”. Y, como toda banda que cree con convicción que ha hecho algo importante en el rock, tienen las pelotas suficientes como para calzarse un cover de Pink Floyd como Another brick in the wall y hacerlo sonar como si fuera de su autoría.

El clásico “¡oh, soy de Korn, es un sentimiento, no puedo parar!” se hace escuchar varias veces en la noche mientras Davis, Munky, Fieldy, Head y Luzier agradecen y parecen reconocer que, a pesar de su éxito en la música, nacieron en el lugar equivocado.

Pasa Get Up!, otra de sus piezas en modo Skrillex, y cierran de manera inmejorable con Got the life y Freak on a leash. Davis, mientras el resto reparte púas y palillos, se despide destilando emoción al por mayor: “¡Fue una noche inolvidable, amamos a cada uno de ustedes!”.

A veinte años de su formación, a diecinueve de su álbum debut y a cinco de su primer show en Argentina, Korn se olvidó del factor tiempo y rejuveneció de golpe para que nadie se quedara con la sensación de encuentro tardío.

Alejandro Panfil

Fotos: Andrés Carrizosa

Comments

  1. Bueno, es oficial: me quiero matar por no haber ido…

  2. estuve ahi!!!! fue el mejor show de mi vida!!

  3. Fue la primera vez que los vi en vivo, Alto reci!!! Fue demoledor!!! Todavía no lo puedo creer, AGUANTE KORN!!!

  4. Es la banda de mi vida y por primera vez los fui a ver, fue demoledor!! todavía no lo puedo creer!! Dejaron todo!! AGUANTE KORN!!

  5. YO FUI AL DEL LUNA PARK EN EL 2010 Y AL DEL MARTES EN EL MALVINAS, ESTE ULTIMO FUE EL MEJOR DE TODOS, EL DEL QUILMES NO FUI PERO LO TENGO BAJADO EN MI COMPU Y LA VERDAD QUE LA 3RA VISITA FUE LA MEJOR, PORQUE VINIERON CON HEAD, ES OTRA COSA, OTRO SONIDO, SOLO FALTARIA QUE VUELVA DAVID SILVERIA A LA BATA Y QUE VUELVAN LOS 5 ORIGINALES Y AHI SI YO YA ESTARIA LLENO.

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: