“No te lamentes, muestra los dientes”

295859_237897339604455_1668027823_n

Hace unos días te contamos sobre “Punk rock, anarquía y tinta china” y, como lo prometido es deuda, en esta entrega brandilera nos toca otro maravilloso libro de Vadala: Punk rock & sus derivados, historias de la vida real. A propósito del título, Max nos cuenta que: “todas las historias son REALES, a veces como protagonista, en otras como espectador, demostrando las coincidencias y/o particularidades del punk en las diversas regiones nombradas (Argentina – Chile – Brasil – Méjico)”. Prologado por Rafael Uzcátegui e Ingo, ya en sus primeras páginas adelanta los puntos en común del universo punk y las ideas libertarias.

El otro día, sumergida en un par de libros, encontré algo así como una pista que me hizo pensar en ciertas coincidencias entre ambos movimientos. El pasaje decía “…El árbol de la anarquía ha sido fecundo, aun cuando sus abundantes frutos no han madurado en campo fértil […]El anarquismo puede ser considerado a la vez análisis crítico y radical del poder, idea antropológica alternativa de la sociedad y un arte de vivir…”(colección Utopía libertaria, libros de Anarres). Claro, tanto el punk como el anarquismo son altamente diversos y atienden a la idea de multiplicidad, heterogeneidad. No es casual, entonces, que el punk elija, al menos en muchas de sus ramas, a la anarquía como bandera. De hecho, al comienzo de Punk & sus derivados encontramos una referencia al clásico libro de Suriano sobre anarquismo en nuestro país ayudando a entender los  puntos de comunión, que se refleja con mucha lucidez en uno de los primeros dibujos, en donde intenta explicar (aclarando que es una adaptación criolla de un dibujo/esquema aparecido en un mini zine español) la diversidad de corrientes del punk local (Oi!, after punks – darks, crossover, hardcore, punk destroy, punk político, etc).  Los dejo pensando sobre esto para pasar un poco a las historias…

539437_419140188146835_552065698_nEn “Punks amigos de la policía” el autor se hace la pregunta que nos hacemos muchos de nosotros cuando tratamos de entender ciertas cosas que pasan dentro de los movimientos contraculturales a medida que el sistema trata de procesarlos, digerirlos, enlatarlos y colocarlos en un cartel de la autopista: “¿Desde cuándo un punk (cresta parada incluida) va a pedir ayuda a los policías?… ¿se viene una nueva generación de punxs amigos de la yuta?¿esto es cómico o verdaderamente triste?”. Problemática que se reitera en otras historias como “NOFX y el proletariado”, “Danza con lobos beer party”, “Nevo fundamentalismo jipi”, “El legado de Ricky”, “Un trago de agua no se le niega a nadie”.

Algunas opiniones sobre la noche y los lugares “de culto”: …”Cemento es un conocido antro de Buenos Aires donde tocaban bandas de rock, mucha gente ajena al punk cree que ese lugar era punk por la simple razón de que a veces ahí tocaban bandas de ese estilo, pero a decir verdad, a esta altura, no sólo no tuvo nada que ver con el verdadero punk sino que fue uno de los principales culpables de la domesticación de nuestra cultura en este región y que cientos de punks –si no fueron miles, ya que ese lugar existió durante años- hayan pasado sus noches en la comisaría de la zona, me incluyo en la lista. Un entorno completamente despreciable…”. Otras sobre los “personajes” de la escena local: “…FLEMA era una de las bandas punk rock con más convocatoria de Argentina o por lo menos una influencia obligada para cualquier catorceañero que recién conocía eso del “PANQ”. Lo que en una época fue la trilogía básica para iniciarse en esta movida: Sex Pistols/The Clash/Ramones con el correr de los años se transformó en ATTAQUE 77/FLEMA/2 MINUTOS… (Al menos en Argentina). No entraremos en planteos ideológicos, les guste o no, los chicos argentinos lo primero sobre el punk que conocen son estas bandas y no CRASS o CONFLICT.

Caminando por la avenida principal de Villa Gesell, me encuentro cara a cara con Ricky (Espinosa), y lo saludo:

–          Eh, ¡Ricky!

–          ¿Ricky? ¿Quién es Ricky? – sorprendido, como si lo hubiera llamado Humberto o Eustaquio…

–          ¡Vos sos Ricky! – inútilmente intentaba convencerlo.

–          ¡No, yo no soy! – responde seriamente.

–          Ah, ¿no? ¿Quién sos entonces? ¿Cómo te llamás?- le pregunté, riéndome, ya pensando en recibir cualquier tipo de respuesta.

–          ¿Quién soy? ¿Quién soy?- decía mientras se alejaba acompañado por una pendeja de no más de 16 años que le festejaba su gracia veraniega…”

Pero no todo es crítica destructiva amigxs, hay algunas historias tragicómicas que no puedo pasar por alto. “Ser lisiado no es un delito”, “Todos los días pueden ser una fiesta”, “La mosca en la sopa”, “Todos pelados na Praia”, “La noche que conocía a Lucifer”.

2140_436666876394166_334526011_n

Es un libro completo: te reís, aprendés, reflexionás, es probable que discutas y, de yapa,  disfrutás del arte de Max que es ¡increíble! Uno de los dibujos que más me gustó es una adaptación del Guernica de Picasso, otros los tienen acá y otros (como por ejemplo el Ganesh de “Hare rama”) se los dejo a los futuros lectores.

Editado por Tren en movimiento lo podés conseguir pidiéndoselo a la gente de Sudestada o dándote una vuelta (birra de por medio) por MU.

Una crítica muy lúcida sobre un movimiento que, a pesar de los embates del capitalismo, se niega a desaparecer.

pUrK

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: