El Punk es sobrino de Oscar Wilde

biza prueba1En Maintenant, Arthur Cravan describe un mundo y una época a los golpes. Un crítico brutal que no sólo boxeaba a sus contrincantes con los puños. Aquí, en esta entrega, la historia de este poeta y boxeador anti-sistema.

Por Denzel González

Con la desfachatez, la altanería, y la soberbia de un burgués bohemio, Arthur Cravan (nombre artístico de Fabien Avenarious Lloyd) poeta, boxeador y dandy, supo hacerse la fama a los golpes y con un vocabulario basado en la crítica y el insulto como mejor manera de llamar la atención de quienes más odiaba, pero también de quienes más admiraba: “aspiro a otros lectores, me cago en el arte y sin embargo si hubiera conocido a Balzac habría intentado robarle un beso”. Este inglecito inconformista, incapaz de amoldarse al sistema victoriano o a la anquilosada cultura de élite de su época, creó su propio camino como estafador, desertor, ladrón en ocasiones, viajero y un buscavidas en general. Fue eso y muchas cosas más en sus cortos treinta y pico de años. Pero entre estas múltiples metamorfosis pudo dejar un legado de escritos, revistas autogestionadas y cartas que hablan de quién era. En esta ocasión, de la mano de la excelente editorial Caja Negra que no para de sacar curiosidades, sacó de su Pandora esta exquisita recopilación de escritos, revelaciones y su pequeña revista de crítica artística y poética autogestionada llamada Maintenant que sería su vehículo para desparramar sus diatribas y poemas entre los círculos de artistas y escritores, como quien reparte trompadas arriba de un ring.

Cravan-posterCravan quien es una manifestación artística, pero al mismo tiempo manifestación crítica de la cultura de la Belle Époque, se disputa con los representantes del cubismo, el futurismo, el orfismo, Duchamp, Apollinaire, Picabia y se une del lado de Rimbaud en su búsqueda por lo moderno, lo irreverente y anti-sistema: “No pudiéndome defender en la prensa contra las críticas que han insinuado hipócritamente que me asemejo a Apollinaire o a Marinetti, les advierto que, si empiezan de nuevo, les voy a retorcer los órganos sexuales”. […] “que lo sepan de una vez por todas, no quiero civilizarme”

Esta forma de expresión no se detenía en los papeles, ya que el mundo del deporte también tuvo que enfrentarlo. En esta ocasión, arriba de un ring versus Jack Johnson el 29 de abril de 1916 en Estados Unidos, pelea de la cual no salió muy bien parado. Aquél, quien era boxeador, hablador, crítico implacable, se anunciaba como Campeón de poeta y era el sobrino de Oscar Wilde.

Su corta vida, se desarrollaría entre escándalos, momentos irreverentes y provocaciones y terminaría muriendo en México en 1918. Valió el rescate de su obra para conocerlo y pensar que aún está más vivo que nunca.

Arthur CravanMaintenant, Caja Negra Editora (2010) 141 páginas.

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: