Simón, hijo del pueblo [review]

3“¡Felicitaciones!” me dice siempre algún bienintencionado amigo el 8 de Marzo, Día de la Mujer, y a mí me dan unas terribles ganas de gritarle: “Tarado ¿me estás felicitando por ser mujer? ¡No entendiste nada!”, pero por buena educación y porque, recalco, es bienintencionado, y es amigo, me limito a agradecer segura de que, de todas maneras, mi expresión confusa habla por mí.

Con el 1° de Mayo, Día de lxs Trabajadorxs (y no del trabajo), me pasa algo similar. Ayer, sin ir más lejos, me conecté a una red social y, entre los más diversos comentarios, leí, por ejemplo: “¿Cómo pueden festejar este día habiendo tantos desempleados?”. Sin pretender entrar en debates, ni mucho menos hacer una disertación filosófico-histórica, quiero empezar esta reseña con una sutil pero importante distinción: no es lo mismo “festejar” que “conmemorar”.

1

¿Y qué mejor manera de conmemorar esta fecha que estrenando una película sobre Simón Radowitzky? La pregunta también podría ser formulada de manera inversa: ¿Y qué mejor fecha para estrenar una película sobre Simón Radowitzky que un 2 de Mayo? Quienes a esta altura de la nota se están preguntando qué tiene que ver una cosa con la otra, necesitan un buen libro de historia o ir ver la peli.

A sala llena, a las 17hs en punto, se estrenó la película Simón, hijo del pueblo, en el cine Cosmos-UBA, con la presencia de los directores y guionistas Rolando Goldman y Julián Troksberg, y de sus dos protagonistas: Julián Goldman y el reconocido, querido (y por razones estilísticas no sigo poniendo adjetivos) Osvaldo Bayer.

Desde relatos en la mesa familiar hasta la más variada documentación, el film transcurre en dos ciudades distintas y mediante dos voces paralelas: una está acá, en Buenos Aires. Es la del personaje Julián quien, al descubrir por azar la existencia de Simón, decide emprender una investigación que pondrá al descubierto no sólo el estrecho vínculo que lo une a este anarquista ucraniano, sino también parte de su vida y las huellas que dejó en nuestra historia. La otra, desde Ushuaia, es la de Osvaldo. Ambas se unen en un relato que deja al descubierto la otra cara de los hechos, la biografía de uno de los pocos hombres que se animaron a llevar a la práctica una consigna milenaria: “matar al tirano”.

Estos 74 minutos de rodaje no llegan a ser totalmente un documental, si bien abunda el material de archivo que, vale decir, es excelente. Pero tampoco es una película de ficción, por más que haya un relato, una trama, porque la excede. Creo que, de catalogarse, deberíamos decir que es una narración fílmica. Aunque… también es un poco más. Es la reivindicación de una figura controversial como la de Simón Radowitzky. Es un desafío cuyo guante recogieron los directores a fin de desagraviarla, mostrando su lado humano, sus más íntimas convicciones, sus sufrimientos (no sólo el de la reclusión, sino también el nacido del asesinato de sus compañeros por pedir una jornada laboral de 8 horas), en detrimento de la imagen de loco y violento que el relato oficial ha pretendido legarnos. Acá sí puede decirse “¡felicitaciones!” con pleno derecho.

2

La película termina con un discurso de Bayer frente a un grupo de jóvenes (y algunos no tanto) de la F.O.R.A, reunidos para conmemorar los trágicos acontecimientos que comenzaron el 1° de Mayo de 1886 y que terminaron con la ejecución de los mártires de Chicago. Les puedo asegurar que hizo que a más de uno se nos “piantara un lagrimón”. Yo, personalmente, salí con ganas de ir a comprar un aerosol y renombrar la calle Ramón Falcón. ¿Escribí eso? No, perdón; quise decir, juntar firmas y elevar una carta al ministro de espacio público…

La historia es hermosa ¡y mucho más cuando nos la cuentan bien! Gracias.

Trailer: Simón Hijo del Pueblo from Digital Dots on Vimeo.

PROYECCIONES

Sala: CINE: COSMOS

Fecha y hora: De Jueves a Domingo – 17hs.
Dirección: Av Corrientes 2048, Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

FICHA TÉCNICA
Título: Simón hijo del pueblo
Dirección: Rolando Goldman y Julián Troksberg
Guión: Rolando Goldman y Julián Troksberg, con la colaboración Osvaldo Bayer
Género: Documental
Productor: Santiago Alfiz en Coproducción con Rolando Goldman y Julián Troksberg
Montaje y postproducción: Omar Ester
Dirección de Fotografía: Lucas Nieto
Duración: 74 minutos
Idioma: Español
Formato: HD
Origen: Argentina
Año: 2013
Con Osvaldo Bayer y Julián Goldman
Dirección Musical: Rolando Goldman con Música de Raúl Malosetti
Página oficial: http://simonhijodelpueblo.com.ar/

Comments

  1. Es un tema la diferencia entre conmemorar y festejar. Yo pienso que son las dos caras de la memoria encarnada en estas efemérides. Claro que se conmemora, pero también se reivindica y en ese sentido, vale el feliz día. Si fuera obvio que las mujeres somos seres humanos como cualquier otro no tendríamos los problemas que tenemos con la violencia de género. Entonces sí, hay que conmemorar. Pero también es verdad que los seres humanos no somos una especie homogénea, y por eso celebramos o festejamos lo femenino. Claro que no es tratar de definirlo de manera rígida. Pero lo celebro, y por eso ahí se ajusta el “Feliz día de la mujer”. Lo mismo para el día del trabajador porque los derechos del trabajador tendrían que ser una obviedad, pero no lo son. Entonces, conmemoramos, no olvidamos. Pero también se puede celebrar el trabajo, al trabajador en su condición de actor social, de generador de vínculo, y ahí me gusta el “Feliz día del trabajador”. Es tan simple como el feliz cumpleaños, una lógica que celebra que existís. Pero funciona y lo entiendo. Bah… tampoco es que se para el mundo por ninguno de los tres eventos.

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: