Bad Brains, el mejor consuelo posible para un lunes [review]

BB2

Es lunes por la noche y no hace falta decir más acerca de cómo termina el primer día hábil de la semana la masa asalariada. Cuesta todo: levantarse, tomar un colectivo, saludar, trabajar y después tener ganas de hacer algo más, pero de repente, al ingresar a Groove, se percibe un ambientazo, como suelen describir los colegas españoles a la previa de un partido de fútbol a punto caramelo.

Y ese gran ambiente en el local de Plaza Italia tiene que ver desde el vamos con la musicalización para amenizar la previa, con un reggae roots en estado puro que obliga a los punkies de todo el mundo a agradecerle a Don Letts por haber pasado música de Jamaica en boliches que eran la guarida exclusiva de quienes portaban crestas y tachas y permitir esa convivencia de estilos.

Poco después de la presentación de Eterna Inocencia, sale H.R., saluda y se sienta en la tarima de la batería a esperar que sus compañeros ajusten los últimos detalles. De lejos se puede divisar que es un personaje que atrapará a todos por su carisma, por más que su voz nunca se termine de escuchar claramente. Vestido completamente de verde por la marca de las tres tiras o, a marca das tres listas, como dicen los hermanos brasileños, el cantante se apresta a interactuar con el público a su manera, levantándose a cada rato un cinturón que le sostiene vaya a saber uno qué objeto debajo de la campera. Dice todo en voz baja y por momentos se anima a rugir un poco, para que todo el mundo tome nota de que se trata de Bad Brains lo que está en el escenario, y no un grupito local de moda que luce el rojo, verde y amarillo.

Si bien el sonido no es el mejor, no solo porque no se escucha claramente a H.R., la banda te vuela literalmente la cabeza, por su hardcore furioso con toques metalosos y también por su forma de tocar reggae que luego inspiró tanto a Sublime como a NOFX.

Al igual que en todas las presentaciones de este nuevo tour por Sudamérica, que los llevó a San Pablo y Santiago de Chile para el Lollapalooza, sacuden con Attitude y Right Brigade. La entrada ya está recuperada y todo lo que llega después es bonus. Entre más y más hardcore acelerado se pueden hacer una pausa para deleitar con música de sus raíces, como con I and I Survive y I Luv I Jah.

Luego de cada tema, de un intenso pogo y de un gran aplauso, siempre surge un “Olé, olé, olé, olé, Bad Brains, Bad Brains”, a lo que el guitarrista Dr. Know responde: “Necesitamos traducción. ¿Significa que nos quieren? Nosotros también los queremos”.

Pay to Cum y I aganst I dejan a la multitud con ganas de una nueva visita de estos rastapunkys de Washington a Buenos Aires. Una voz en off, un curioso nuevo invento de Groove, pide atinadamente: “Familia, démosle un aplauso a Bad Brains”. Si, además de un aplauso por su música y actitud, debemos dárselo por habernos alegrado el lunes.

Alejandro Panfil

Fotos: Danilo Souza

Comments

  1. ¡Simplemente genial!

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: