Carajo y las razones del lleno total [review]

Cerca de las seis de la tarde del sábado, las entradas para la última fecha de Carajo en Capital se habían agotado. No hubo caso para quienes merodeaban la esquina diciendo “compro entrada ya mismo”, a nadie se le iba a escapar una de sus bolsillos. La respuesta, con toda honestidad, siempre fue la misma: “No, no tengo, viejo”.

¿Y qué es lo que llevó a Carajo a llenar dos funciones en un mismo fin de semana? ¿Qué se trataba de dos lugares relativamente chicos? No ¿Que Carajo toca poco en Buenos Aires y por eso cada vez que lo hacen llenan? Tampoco, porque suelen presentarse seguido por estos pagos.

Carajo, el trío conformado por Corvata, Tery y Andy, da sobradas razones para tener esta convocatoria, como que tienen cuatro discos en la calle que sin dudas pelean la pole position entre sí, que suenan como una banda de afuera (que se entienda bien esto, ya que no hace falta ser muy inteligente para estar de acuerdo) y que todo esto lo hacen siendo tipos normales, cero estrellato.

Con la voz un poco rasposa debido a que la noche anterior tocaron en el Vorterix, Corvata arenga a todos aquellos que consiguieron entrada y la consigna inicial, que es Joder, tiene el efecto buscado. El suelo de El Teatro de Flores sufre el primer pogo grande de la noche y todavía le esperan otras 23 canciones, entre las que se encuentran El error, Chico Granada y Zion, ese combo de reggae y metal que vio la luz en el disco Inmundo.

En esa recorrida por sus cuatro discos, obviamente hay lugar para los temas de su último trabajo, como Virus anti-amor, cuyo video salió en las últimas semanas, Humildad y El mar de las almas, donde Tery recurre a su Stratocaster para un solo épico, de esos que te dejan con la piel de gallina.

Ya en los bises, Histeria, TV, canción de moda y Sacate la mierda vuelven a recalentar el ambiente. Luego de Acido, que durante mucho tiempo abrió los shows de la etapa El mar de las almas, cierran con El vago, ese permanente homenaje a aquellos que hacen lo imposible por presenciar sus recitales.

Carajo, durante casi dos horas, demostró los porqués de semejante convocatoria. Y sí, quedó claro que con esta banda tiene sentido comprar el ticket con su debida anticipación.

Alejandro Panfil

Foto: Gentileza Guada Mendoza

Comments

  1. BUENISIMO EL SHOW!!! el teatro de Flores suena impecable!!!!

Dejá tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: